Fiesta de egresados

Tras el escándalo, Federico y Claudio Cabello recuperaron la libertad este fin de semana

Los propietarios de la empresa de organización de eventos C & Co que suspendió la fiesta de la Escuela de Comercio horas antes de realizarse quedaron imputados por presunta estafa.
lunes, 16 de diciembre de 2013 19:40
lunes, 16 de diciembre de 2013 19:40

Los empresarios de C & Co, la organizadora de eventos que suspendió la fiesta de egresados de la Escuela de Comercio de la UNSJ un par de horas antes de su realización, recuperaron la libertad este fin de semana. Por orden del juez Pablo Flores y después de casi 15 días detenidos, ahora Federico y Claudio deben enfrentar la imputación por presunta estafa con 60 denuncias de padres de los damnificados.

La decisión de la liberación fue anticipada por el abogado de los Cabello, Fernando Echegaray, el jueves pasado.
 
En principio la causa está caratulada como presunta estafa y la pena permite la excarcelación del imputado. El abogado de Cabello presentó al juez de instrucción todo tipo de documentación donde acredita que la fiesta estaba encaminada y se debió suspender por fuerza mayor ajena a Cabello. "Estaba pagada la música, las bebidas, los helados. La policía secuestró del local todas las pulseras que se le entregaba a los alumnos de la de Comercio con la impresión que se hace en Buenos Aires, como prueba de que todo estaba encaminado", señaló oportunamente el abogado. Además, apuntarán a que la carátula de la causa sea "Incumplimiento de contrato" y no "Estafa".
 
Por otro lado puso en duda la palabra del propietario de Quinta Nazareno quien por los medios de comunicación salió a decir que no había ningún alquiler sellado con Cabello. "El mismo propietario del salón declaró ante el juez que ese día ya estaba en el lugar las heladeras de Porto Gelato, un camión de espuma y la música, todo contratado por Cabello para esa fiesta", sentenció.

El contrato que firmó Cabello con los padres de los alumnos establece que ante una cancelación deberá devolver la plata más el 20% y es a eso a lo que se comprometió el empresario a hacer una vez que quede en libertad. "Los plazos de pago era después de cinco días hábiles de suspendida la fiesta pero él ha estado preso por eso no ha podido pero él manifestó que  lo va a pagar", finalizó Echegaray.

 



Comentarios