Libro

“Me tocó vestir a mi hija para su funeral”, la revelación de Benjamín Vicuña en el libro de Blanca

Benjamín Vicuña contó en el libro "Blanca, la niña que quería volar", el duro momento que le tocó atravesar cuando tuvo que preparar a su hija tras morir.
lunes, 8 de mayo de 2023 15:45
lunes, 8 de mayo de 2023 15:45

“Me tocó vestir a mi hija para su funeral". Con esas palabras, Benjamín Vicuña contó en el libro "Blanca, la niña que quería volar", el duro momento que le tocó atravesar cuando lo llamaron por teléfono para que fuera a la morgue a preparar el cuerpito de su hija para el velorio. 

En el libro, el actor contó lo difícil que fue encarar ese momento de despedida de la hija de 6 años que tenía con Carolina "Pampita" Ardohain, aquel mes de septiembre de 2012. “Me tocó vestir a mi hija para su funeral. Y digo me tocó, porque fue una amiga de Carolina la que me llamó y me dijo: ‘Benjamín, necesito que vengas a vestir a Blanca’. Lo que me estaba pidiendo me parecía espantoso, una verdadera pesadilla, y mi primera reacción fue negarme”, relató en esas líneas.

Luego confesó que ante ese llamado telefónico su reacción fue contundente: “Yo no voy a hacer eso”. Sin embargo la amiga de Pampita no le dio otra opción: “Me quería quedar con la imagen de mi hija corriendo, en un tobogán, arriba de la cama, saltando, cantando pero la amiga de Carolina me repitió sin dejarme ningún margen: ‘Vas a venir’”.

El actor confesó que aquel día en la morgue, pudo entender que su hija ya no era aquel cuerpo que vestía: “Porque en ese momento me di cuenta de que Blanca ya no estaba ahí. Ver el cuerpo, cumplir con determinados ritos, es algo necesario para poder despedirte, o empezar a despedirte”.

Luego agregó: “Porque, dejémonos de eufemismos. La muerte es fea, tan horrorosa, es tan duro su rictus que verla te ayuda a entender de una cachetada que esa persona amada ya no está ahí”.

En el libro, que presentó hace unos días en la Feria Internacional del Libro, Benjamín Vicuña destacó que pasó mucho tiempo para que él volviera a la clínica de Santiago de Chile, para hablar con el médico que atendió a su hija: “En su momento, por el shock, no había terminado de entender qué carajo sucedía. Luego uno empieza a hacer conjeturas, a pensar que hay un responsable, que alguien hizo algo mal. Pero no, es lo que tenía que pasar”.

 

Comentarios