Redes

"La maternidad es una mierda", la durísima carta de Mina Bonino

Mina fue mamá de Benicio, producto de su relación con Federico Valverde, jugador uruguayo del Real Madrid. Este lunes publicó un duro posteo.
lunes, 9 de marzo de 2020 15:38
lunes, 9 de marzo de 2020 15:38

A tres semanas de dar a luz, Mina Bonino publicó una carta en Instagram y revolucionó a seguidores y ajenos. La periodista compartió un extenso mensaje en el que cuenta cómo vive la maternidad tras dar a luz a Benicio y argumenta punto por punto las cosas negativas.

Bajo el título "La maternidad es una mierda", el posteo hace una reflexión sobre el lado negativo de la primera etapa de ser mamá y destaca que "duele hasta las lágrimas", "cansa, te agobia, te arrepiente". Más allá de la parte negativa, afirmó que volvería a transitar este camino porque “te cambia la vida”

La maternidad es una mierda

Pongámonos a desmitificar tapas de revista donde la maternidad es color de rosa.
La maternidad es una mierda.
Duele, duele hasta las lagrimas.
Cansa, te agobia, te arrepiente.
Te hace levantar a las tres
A las cuatro,
a las cinco
a las seis
La maternidad te recuerda que estás gorda,
despeinada
hinchada
desarreglada.
No es mágico. No existe esa conexión. Dar el pecho es una mierda. Una mierda muy necesaria, pero una mierda en fin.
La maternidad es culposa. Viene para criticarte
Te juzga.
Te señala con el dedo para decirte que no estás haciendo las cosas bien.
Te encuentra angustiada. Triste.
Y a su vez tan feliz que te marea.
No importa cuán acompañada estés.
No importa cuantos pañales cambie el padre. La maternidad siempre te hará sentir sola.
En la oscuridad. En la madrugada.
En el medio de la cama, cuando a tu hijo le cueste agarrar el pecho, vas a cuestionarte. Vas a llorar. Vas a preguntarte si estás haciendo las cosas bien.
La maternidad es cruel. Viene para pegarte una piña y sacarte de esa burbuja donde sí era todo color de rosa
Vas a querer tirar todo a la mierda.
Vas a querer llorar y después sonreír.
Te vas a cuestionar. Vas a aprender a equivocarte.
La maternidad es una mierda-
Una mierda que te sacude el corazón y crees que no te entra más espacio para amar a alguien.
Una mierda que te hace reencontrarte como humano.
Una mierda que te empodera.
Sí, dar la teta es una mierda. O ¿Quién no quiso rendirse el tercer día cuando la leche no bajaba? ¿Quien no quiso rendirse ante el dolor de cada succión? ¿Quien no se sintió menos madre por darle mamadera? Porque eso es lo que te hacen creer.
La maternidad es una mierda.
Pero volvería a elegir mil veces más pisar y nadar entre la mierda, porque por más mierda que sea
La maternidad te cambia la vida.

View this post on Instagram

La maternidad es una mierda- Pongu00e1monos a desmitificar tapas de revista donde la maternidad es color de rosa. La maternidad es una mierda. Duele, duele hasta las lagrimas. Cansa, te agobia, te arrepiente. Te hace levantar a las tres A las cuatro, a las cinco a las seis La maternidad te recuerda que estu00e1s gorda, despeinada hinchada desarreglada. No es mu00e1gico. No existe esa conexiu00f3n. Dar el pecho es una mierda. Una mierda muy necesaria, pero una mierda en fin. La maternidad es culposa. Viene para criticarte Te juzga. Te seu00f1ala con el dedo para decirte que no estu00e1s haciendo las cosas bien. Te encuentra angustiada. Triste. Y a su vez tan feliz que te marea. No importa cuu00e1n acompau00f1ada estu00e9s. No importa cuantos pau00f1ales cambie el padre. La maternidad siempre te haru00e1 sentir sola. En la oscuridad. En la madrugada. En el medio de la cama, cuando a tu hijo le cueste agarrar el pecho, vas a cuestionarte. Vas a llorar. Vas a preguntarte si estu00e1s haciendo las cosas bien. La maternidad es cruel. Viene para pegarte una piu00f1a y sacarte de esa burbuja donde su00ed era todo color de rosa Vas a querer tirar todo a la mierda. Vas a querer llorar y despuu00e9s sonreu00edr. Te vas a cuestionar. Vas a aprender a equivocarte. La maternidad es una mierda- Una mierda que te sacude el corazu00f3n y crees que no te entra mu00e1s espacio para amar a alguien. Una mierda que te hace reencontrarte como humano. Una mierda que te empodera. Su00ed, dar la teta es una mierda. O u00bfQuiu00e9n no quiso rendirse el tercer du00eda cuando la leche no bajaba? u00bfQuien no quiso rendirse ante el dolor de cada succiu00f3n? u00bfQuien no se sintiu00f3 menos madre por darle mamadera? Porque eso es lo que te hacen creer. La maternidad es una mierda. Pero volveru00eda a elegir mil veces mu00e1s pisar y nadar entre la mierda, porque por mu00e1s mierda que sea La maternidad te cambia la vida.

A post shared by Mina Bonino (@minabonino) on

 

Comentarios