TV

Juana Viale habló de su relación con Pablo Echarri

La nieta de Mirtha Legrand contó que la grieta que vive la sociedad en general está presente entre los actores.
martes, 03 de septiembre de 2019 08:18
martes, 03 de septiembre de 2019 08:18

En un momento en el que las diferencias políticas están muy presentes entre los argentinos, la relación entre actrices y actores del país refleja lo que pasa en todos los ámbitos sociales. "En la Argentina pensar distinto es tener una letra escarlata", aseguró Juana Viale en una entrevista en Hora 25, el programa de Jorge Lanata en TN.

La nieta de Mirtha Legrand contó que la grieta que vive la sociedad en general está presente entre los actores y se refirió puntualmente a su relación con Pablo Echarri, quien ya se confesó aferreo kirchnerista. "Yo creo que en el trabajo somos todos iguales. Con Pablo Echarri, que es tan kirchnerista, trabajo, almuerzo, me río y no hay ninguna diferencia. Pero acá no podés pensar distinto. No podés tener tu propio pensamiento porque sos condenado. Y yo no tengo ganas de que me estén condenando todo el tiempo. Yo no opino de política, pero se ve que manifiesto algo", destacó.

Mirtha Legrand se manifestó en varias oportunidades como una figura que apoya al gobierno de Mauricio Macri e incluso indica que ella "colaboró" como formadora de opinión a que él llegara a la presidencia. Sin embargo Viale prefiere evitar cualquier expresión de color político para no ser marcada ni criticada por los otros actores pero sobre todo para no confrontar.

"A mí me duele mi país. No me importa quién esté en el poder. Me duele mi república porque yo voy la 1-11-14 y nadie se entera. No tengo que manifestarlo. Yo hago mis cosas y no tengo la necesidad de sacarme una foto y subirla a las redes sociales. Yo hago mi aporte, mi granito de arena, porque entiendo que un día no vamos a estar y tenemos que dejar algo", agregó.

Juana señaló que, para poder evolucionar como país, son necesarios algunos cambios en las grandes jerarquías y en la ciudadanía. "No quiero que me roben más. Sea quien sea. Sea que estar en la calle y ver que 'chorean a alguien'. No me gusta eso. No me gusta poder confiar. No me gusta que no me miren a los ojos. Son cosas necesarias para la convivencia humana y, en este país, está todo tergiversado", finalizó.

Comentarios