Fotos

Increíble cambio físico de Pamela Pombo, de vedette a fisicoculturista

La vedette cambió incluso su dieta y ahora consume más proteínas a base de pollo y carnes rojas.
lunes, 04 de noviembre de 2019 08:44
lunes, 04 de noviembre de 2019 08:44

Rubia delgada y con un cuerpo delicado pero con curvas. Así recuerdan muchos a la vedette Pamela Pombo. Sin embargo lejos se está de esa imagen en la realidad y sorprende por las nuevas "curvas" que ha sacado en este tiempo. Es que una de "Las hermanas Pombo" dio el salto y ahora es fisicoculturista, algo que se nota en las fotos que comparte en las redes.

“Me pasó que dejé de disfrutar el hecho de ir a los programas y estar en el ambiente. Y dije ‘Si no lo disfruto, no es para mí’. Yo soy de las que creen que la vida es una sola, que hay que disfrutarla y vivirla como te gusta. Esto me encanta, me apasiona, la paso bien y lo disfruto”, contó la ex modelo en Infobae.

Pombo tiene 34 años de edad y en el 2011 comenzó el camino como vedette. Sus inicios fueron explosivos y de mucha exposición mediática. Sin embargo con el tiempo se fue alejando y probó volver al deporte y así fue como su tío deportólogo le sugirió que siguiera entrenando para obtener masa muscular y de esa manera poder sostener lar articulaciones. “Cuando me operé sufrí tanto el postoperatorio que decidí dejar para no tener que volver al quirófano”, recordó la mendocina que durante su paso por el deporte sufrió una lesión que la alejó nuevamente de la actividad.

Prensa Arnold Classic Brasil

A partir de esto siguió entrenando y no solo consiguió masa muscular sino también fortalecer mucho su físico. “Me gustó la mutación de verme mucho mejor. A pesar de que ya era deportista y tenía un cuerpo firme, me empezó a gustar tener más piernas y más glúteos. Yo tengo una cintura chica y me gustaba cómo se veía la línea y la forma del cuerpo”, cuenta quien mide 1,80 metros. Mientras tanto, seguía las competencias de fisicoculturismo por televisión. “Pero no sentía que podía llegar a competir en alguna categoría, hasta que apareció Bikini fitness, que son chicas atléticas que se nota que van al gimnasio y que tienen apenas un tono muscular”, continúa Pamela.

Desde el 2014 la ex chica rubia, hoy morocha, está de novia con el campeón argentino y sudamericano de fisicoculturismo Gerardo Repollo.

Foto: Infobae (Luis Lobosco)

“Al mes de estar saliendo me dijo que ya estaba para competir”, dice sobre su pareja y entrenador. Con una salvedad: debía cambiar su rutina alimenticia durante la semana previa a la competición. “No comer chatarra, golosinas, ni helado, tampoco podía tener permitidos. Así que saqué todo eso e hice una dieta a base de proteínas con poco porcentaje de hidratos de carbono. Comí pollo, carnes rojas y un poco de papa”, detalló Pamela que ya obtuvo el primer puesto en su categoría en su debut como fisicoculturista.

“Me ordené un poquito más con las comidas. Venía comiendo cuatro veces al día e incorporé dos más. De esa forma, se acelera el metabolismo, lo que genera que se queme más grasa y al ingerir más proteínas se desarrolla masa muscular haciendo fuerza en el gimnasio”, explicó sobre los ejercicios que realiza con máquinas y pesas. “Le puse mucho énfasis a mi tren inferior porque, tengo un buen desarrollo y linda forma en el tren superior, así que no lo entreno”, finalizó.

Foto: Infobae (Luis Lobosco)

 

Comentarios