Espectáculos

Amalia Granata contó todos los detalles de la infidelidad de Squarzon

La panelista habló sobre el engaño de su pareja, cómo se enteró, qué le dijo él y cómo quedó su relación. No se guardó nada.
sábado, 10 de septiembre de 2016 17:01
sábado, 10 de septiembre de 2016 17:01
Amalia Granata siempre se caracterizó por no tener pelos en la lengua. Y su vida privada no es la excepción. Esta semana se conoció que su pareja Leonardo Squarzon, de quien está embarazada de 6 meses, la engañó con una mujer desconocida en el medio Paula Linda.
 
Según contó Amalia, se enteró gracias a un llamado de una productora de Canal 9 quien le avisó que tenía las fotos y audios de la infidelidad y se los envió. "Me empezó a agarrar taquicardia y se me aflojaron las piernas. Hasta no saber bien qué estaba pasando, si las fotos eran viejas, quién era esa persona… Aunque ya desde el momento que te llama alguien de la televisión, algo hay. Sino, no te llaman", recordó Granata en Radio Mitre.

Según su relato, inmediatamente llamó a su pareja, le contó lo que había recibido y le dijo que cuando ella estuviese más tranquila hablarían. Llevó a su hija Uma a la casa de los abuelos y esperó a que llegara Squarzon. "Y me contó todo la verdad. Porque yo no soy boluda, y sé cuándo me mienten y cuándo no. Me dijo: Me mandé la cagada de mi vida y te pido perdón. Hago lo que vos digas: me voy ahora, en una semana, lo que digas'. Pero yo nunca pensé en separarme -advirtió Amalia-. No está en discusión la cagada que se mandó Leo. Él es culpable, entre comillas. Y se hizo cargo. Pero hablar de culpas y de que yo lo perdoné… En su momento lo perdonará Dios. Y se le dará una segunda oportunidad a la relación".

"Hace un par de años Leo sufrió un ACV, y después de nuestra charla, le agarró una puntada muy fuerte en la cabeza. Tenía la presión muy alta. Quise ir al hospital, pero me dijo que no. Nos acostamos. Estaba muy mareado. Lo cuidé toda la noche. El domingo también estuvo mal, justo cuando se conoció todo esto: lo cuidé yo todo el fin de semana", contó.

"Leo está angustiado, siente vergüenza en su trabajo, en la calle. "Vamos", le digo, porque soy yo la que sigue empujando", sentenció la periodista.

Comentarios