TV

Casi Ángeles deberá pagarle a una nena por publicar una foto como si estuviera muerta

La imagen de la nena se publicó sin permiso en el episodio 34 de la tira que se pudo ver el 30 de junio de 2010. Aquel día provocó tal impacto en la menor que los padres de ella no dudaron en pedir un resarcimiento económico.
martes, 08 de marzo de 2016 08:21
martes, 08 de marzo de 2016 08:21
Una familia le inició juicio a la productora televisiva de Cris Morena porque emitió un capítulo, en el que usó la foto de su hija para retratar a una nena muerta. La imagen se publicó en el episodio 34 de la tira que se pudo ver el 30 de junio de 2010. Aquel día provocó tal impacto en la menor que los padres de ella no dudaron en pedir un resarcimiento económico ya que no tenían el permiso para usarla de tal forma.
 
Según publicó La Nación, a partir de un cable de la agencia DyN, la condena llegó de la mano de la Justicia en lo Civil aunque no trascendió la suma que se le pagará para compensar el daño provocado. De acuerdo a lo trascendido, el hecho le provocó frustración y llanto a la nena que además sufrió burlas de sus compañeros de escuela.

La niña se había presentado para un casting en la productora de la actriz Cris Morena, donde le tomaron fotografías para incorporarla a una base de datos para trabajar eventualmente en Casi Ángeles o en otras emisiones. Sin embargo la foto se usó con otro fin, de difusión, y provocó un daño en la nena. "Ante esta desagradable sorpresa, la menor salió corriendo, llorando y gritando, y se encerró en su habitación" y les manifestó a sus padres "que todas sus ilusiones se habían perdido, que toda su fe en que la iban a convocar para actuar en la tira televisiva había desaparecido".

"El hecho de que se había mostrado su imagen en la forma que se hizo no sólo le causaba terror sino que le daba la seguridad de que jamás aparecería en el programa, ya que estaba muerta", explicó la familia de la pequeña.

"En el colegio todas sus amigas habían visto el programa y comenzaron a reírse y a burlarse de ella, llamándola "muerta" o "fantasma". "Le dejaban notas, le escribían burlas sobre el tema en sus cuadernos, le hacían ruido de fantasma", describe el expediente, al que tuvo acceso la agencia DyN.

"El hecho que se hubiera accedido a formar parte de una bolsa de trabajo, y efectuado un casting, no puede de allí concluirse sin más que aceptaba que su foto fuera colocada en el programa elegido dentro de un portarretratos a modo de recordatorio de una persona muerta", sostuvieron los jueces José Benito Fajre, Liliana Abreut de Begher y Claudio Kiper.

"La productora se desentendió de las consecuencias dañosas, en especial el daño que podía provocar a una pequeña de corta edad ilusionada con integrar un elenco televisivo que su foto estuviera relacionada con la muerte, sin antes haber logrado su consentimiento para tal fin", resumieron los camaristas.

Comentarios

Otras Noticias