Espectáculos

"La Leona" y "Los ricos no piden permiso": las nuevas apuestas de la televisión tienen muchas similitudes

Si bien ambas novelas presentan estilos completamente distintos, hay varios personajes con esencias y motivaciones similares. Lee las coincidencias, ¿y vos?.
jueves, 04 de febrero de 2016 19:26
jueves, 04 de febrero de 2016 19:26
Los ricos no piden permiso y La Leona son las grandes apuestas para el 2016 de El Trece y Telefe. Ambas tienen, en apariencia, perfiles totalmente diferentes: una mucho más naif, con lenguaje correcto y una estética muy tradicional y la otra mucho más jugada, con escenas calientes, malas palabras y un conflicto gremial que la hace mucho más contemporánea y cercana al televidente.

Sin embargo, las ficciones son mucho más parecidas de lo que pretenden: el argumento, detalle más detalle menos, es el mismo; los personajes tienen diferentes formas pero esencias similares y en ambas el conflicto de clases está todo el tiempo presente.

A continuación, los parecidos entre La Leona y Los ricos no piden permiso:

1) El amor a través de las clases sociales
Ambas novelas apelan al clásico argumento de "la chica pobre que se enamora del chico rico" (y al revés), fórmula que nunca falla y que ya hemos visto en infinidad de libros, películas y novelas.

En La Leona, el personaje de María (Nancy Dupláa) tiene idas y vueltas con Franco Uribe (Pablo Echarri) y a su vez, Gabriel Miller hijo del dueño de la fábrica (Juan Gil Navarro), se siente atraído por ella.

En Los ricos no piden permiso, los cruces son aún más: Elena (Agustina Cherri) es empleada de la estancia y está enamorada de Agustín (Gonzalo Heredia) uno de los herederos; otra de las dueñas, Ana (Sabrina Garciarena) está muy pendiente de Rafa, el capataz, (Luciano Castro) y el tercero de los hermanos, Antonio (Juan Darthés), mira con cariño a Julia la maestra (Araceli González).

2) Hijos que buscan a sus padres
Los lazos de filiación desconocidos son otro tema recurrente que se puede observar en ambas ficciones. En Los ricos no piden permiso Elena (Cherri) ingresa a trabajar a la casa donde también fue empleada su madre en busca de Lisandro (Raúl Taibo), su padre.

Algo similar ocurre en La Leona. Franco (Echarri) se crió sin conocer a su padre, pero él sabe que es Klaus Miller (Miguel Ángel Solá), el dueño de una fábrica donde trabaja como consultor.

Tanto a Elena como a Franco los mueve la venganza.

3) Todos unidos por un escenario
Una gran locación agrupa a todos los personajes de la historia y no hay prácticamente ninguno que escape de dicho escenario: la fábrica textil en La Leona, de donde surgen los conflictos gremiales y de clases y la estancia, en Los ricos no piden permiso, en la que viven y trabajan los protagonistas.


Seguí leyendo esta nota en Teleshow.

Comentarios