La realidad supera la ficción

El protagonista de Esposa Joven mató a su padre a cuchillazos y está internado en un psiquiátrico

Orhan Simsek, el actor que protagoniza a Azad Kirmanes en Esposa Joven padece de un trastorno bipolar que lo llevó en abril del 2015 a acuchillar a su propio padre y de esa forma quitarle la vida.
miércoles, 17 de febrero de 2016 00:00
miércoles, 17 de febrero de 2016 00:00

Su historia es sorprendente. Mató a su padre a cuchillazos, pidió la pena de muerte y se intentó suicidar ya cuatro veces. Se trata de Orhan Simsek, el actor que protagoniza a Azad Kirmanes en Esposa Joven. 

El actor, de acuerdo a lo publicado en la prensa internacional, padece de un trastorno bipolar que lo llevó en abril del 2015 a acuchillar a su propio padre y de esa forma quitarle la vida. Tras el hecho confesó el crimen y pidió la pena de muerte algo que no se le concedió y en su lugar fue internado en una clínica psiquiátrica. Allí intentó suicidarse cuatro veces y está en un extremo cuidado.. 

"Hace dos años me estuve quedando en la casa de mi papá en Estambul, lo ataqué con un cuchillo. Él saltó por la ventana e hizo la denuncia en la policía. Después de eso, me peleé con mi hermano mayor por culpa de mi papá. De todos modos, él no dejó de interferir en mi vida y yo tengo trastorno bipolar por su culpa. Además, estaba perdiendo la fama por su culpa. Estuve 25 días internado en el Hospital Universitario Kocaeli, pero él continuaba jugando el papel del buen tipo y haciéndome quedar a mí como al malo (...). Entonces, decidí llevarlo a Adiyaman para enseñarle algo de religión y él aceptó mi oferta. En el camino paré para ir al baño y escuché una voz en mi mente que decía 'no vuelvas sin haber matado a tu padre'. Decidí escuchar esa voz. Llevé un cuchillo y lo puse en mi bolsillo", publicó un fan de la novela quien escuchó la confesión del actor según publicó Los Andes.

Orhan siguió: "Me saqué la ropa y escondí el cuchillo en mi mano. Le dije a mi papá que tenía frío y le pedí una sábana. Me la dio y cuando se dio vuelta quise acuchillarlo en la garganta. Él trató de pararme, me suplicó que no lo matara y me pidió perdón. Me hubiese rendido, pero me mordió un dedo. Me enojé con él y los dos caímos mientras discutíamos (...). Esta vez, lo acuchillé muchas veces. Cuando gritó 'padre' entendí que me había torturado porque su padre lo había torturado y le corté la garganta para liberarlo del dolor. Me entregué y ahora quiero ser castigado con la pena de muerte".

 

Comentarios

Otras Noticias