El cine de luto

Murió Robin Williams: adiós a la señora Doubtfire y a Patch Adams

Hacemos un recorrido por la carrera del actor de 63 años que fue encontrado muerto en su casa. Un camino en el cine lleno de aciertos y el dolor de sus adicciones.
lunes, 11 de agosto de 2014 20:57
lunes, 11 de agosto de 2014 20:57
El actor estadounidense Robin Williams quedó inmortalizado por sus roles de hombre tierno y risueño, capaz de hacer las más locas locuras por la familia y el amor. Sus habilidades interpretativas lo llevaron a alzarse con el Oscar al mejor intérprete secundario por la película de Gus Van Sant "El indomable Will Hunting" (1997).

Hijo único de un riquísimo ejecutivo de la Ford y de una actriz frustrada, nació el 21 de julio de 1951 en Chicago. Fue un niño solitario que pasó buena parte de su infancia trasladándose con su familia de domicilio.
 
Después de un corto período en Claremont College de California del Sur, donde estudió Ciencias Políticas por una breve temporada, Williams ingresó en el Marin College para formarse en la interpretación. Pronto sus dotes le llevaron a recalar en la prestigiosa , donde pasó tres años tutelado por el famoso autor John Houseman.
 
Al concluir sus estudios volvió a San Francisco, ingresó en un taller de comedia y comenzó a aparecer en algunos pequeños clubs nocturnos de la ciudad. Durante esta época fue descubierto para la televisión, donde comenzó con un pequeño papel de maníaco extraterrestre en un episodio de la serie "Happy days" (1974).
 
En 1976 se marchó a Los Angeles y comenzó a aparecer regularmente en The Comedy Store, un club nocturno local que presentaba nuevos talentos, trabajo que compaginó con la televisión -"Robin Williams at Met"-, uno de los programas más aclamados en EEUU y con el que años más tarde realizó una gira por más de 23 ciudades de su país.
 
En 1980 debutó en el cine, de la mano de Robert Altman, en "Popeye", cinta a la siguió una veintena de trabajos para la gran pantalla, como el "Buenos días, Vietnam" (1987) de Barry Levinson, por cuya actuación fue seleccionado por primera vez al Oscar (mejor actor) y ganó el Globo de Oro al intérprete de comedia.
 
De nuevo optó al Oscar, también de mejor actor, tras encarnar a un profesor idolatrado por sus alumnos en "El club de los poetas muertos" (1989), de Peter Weir.
 
En 1990 protagonizó con Robert de Niro "Despertares" (Penny Marshall), uno de los escasos papeles dramáticos que el actor ha representado y donde dio vida a un médico que cuida en un centro a personas que yacen durante décadas en estado de letargo. Un año después rodó "Hook" a las órdenes de Steven Spilberg.
 
Fue candidato al Oscar, por tercera vez, por su personaje de vagabundo perturbado en "El rey pescador" (1991). En 1993 intervino en "Señora Doubtfire" (Chris Columbus), filme en que se estrenó de productor y en el que realizó un doble papel de hombre-mujer por el que obtuvo el Globo de Oro al actor de comedia.
 
Después protagonizó "Jumanji" (1995), de Mike Nichols; "Jack" (1996), de Francis Ford Coppola; y el "Hamlet" (1996) de Kenneth Branagh. El año 1997 le trajo buena suerte, con el Oscar al mejor actor secundario que recibió por "El indomable Will Hunting" (1997) de Gus Van Sant. Ese último año estrenó tres películas más: "Flubber y el profesor chiflado" (Les Mayfield), "Desmontando a Harry" (Woody Allen) y "Un lío padre" (Ivan Reitman).
 
Y cerró la década de los 90 con la cinta de Richard Rich y Michael Gordon "El rey y yo" (1999). Entre sus películas posteriores destacan "Traffic" (2001), de Steven Soderberg; "Smoochy" (2002), de Danny de Vito; el "Insomnio" (2002) de Christopher Notan; la "Noche en el museo" (2006) de Shawn Levy; y "Hasta que el cura nos separe" (2007), de Ken Kwapis.
 
Además de sus actividades cinematográficas y televisivas, Robin Williams hizo teatro y en el pasado también se atrevió con el vinilo. Grabó los álbumes "Reality was a concept", "Throbbing Python of love" y "Evening at the Met".
 
El actor pasó por momentos tan duros en su vida como cuando en los años ochenta ingresó en un centro de rehabilitación de las drogas y, en 2006, en otro para tratar su adicción al alcohol, además de los problemas respiratorios sufridos a principios de marzo de 2009, que le llevaron a una operación de corazón en plena gira teatral por EEUU con la comedia "Armas de auto-destrucción".

Robin Williams estuvo casado dos veces, primero con la actriz y bailarina Valerie Velardi y después con Marsha Garces, con quien fundó en 1991 la productora Blue Wolf y la Fundación para la educación, la salud, el arte y el medioambiente Windfall. Esta unión acabó en divorcio en 2008.

El actor dejó tres hijos: Zachary, Zelda y Cody (con la segunda).

Comentarios