Paños fríos

Una aclaración más y van...: Defederico dijo quién le mandó el mensaje de la polémica

El futbolista y expareja de Cinthia Fernández desmintió en un programa de TV las versiones que lo relacionaban con otra mujer, mientras la vedette estaba por dar a luz.
domingo, 30 de noviembre de 2014 12:58
domingo, 30 de noviembre de 2014 12:58
Luego de que se confirmara la separación de Cinthia Fernández y Matías Defederico, a horas de nacida Francesca, la tercera hija de ambos, una versión periodística indicó que un mensaje de Whatsapp que ella habría leído en el celular de él habría sido el detonante de la ruptura.

Días después de surgido este rumor, Defederico salió hablar del mensaje de la polémica. "Cuando Cinthia va a tener a la beba, yo estaba solo en lo de mi amigo, él había salido. Ella me dice que se siente mal y voy para casa, le digo que vaya a la clínica y que yo iba después, así mi viejo venía a cuidar a las nenas. Yo tenía las llaves de la casa de mi amigo y él me dice: ‘Boludo, ¿justo ahora va a parir?‘, porque no podía entrar a la casa. Fue un mensaje de él hacia mí, porque yo me llevé sus llaves", reveló este sábado el jugador en el programa de Martín Liberman, "En línea".

Luego, hizo otra revelación: "Estamos separados desde antes de viajar (a Dubai). Me fui a dormir a lo de mi mamá, aunque varias veces me quedaba a dormir en casa para estar con ella y ayudarla con las nenas".

Por otro lado, dio su parecer acerca de los motivos de la separación: "Tal vez el detonante, además de la separación, fue la llegada de la nena y que yo había salido, ella sabía que iba a un cumpleaños, pero no le avisé que iba a un boliche, porque era tarde. Antes de viajar estuvimos dos meses separados, tratamos de recomponer, viajamos para allá y no se dio, cuando vinimos acá estuvimos juntos porque nos llevamos bien, el conflicto no es una pelea, que terminamos mal. Hace 20 días que estoy fuera de mi casa. Intentamos miles de veces".

Por último, aseguró: "Yo no me separo de mis hijas. Tengo las llaves de casa y puedo ir cuando quiera. Ella quiere que esté en casa, la relación está bien. Funcionamos como padres, pero no como pareja. Si fuera una separación catastrófica, Cinthia saldría a matarme".

 

Fuente: Jornada On Line

Comentarios