Durísima

Susana Giménez se sintió "manoseada" por Telefe

Susana Giménez regresó al país este mediodía y habló del levantamiento de su programa de anoche. 'Después de 35 años de carrera, todo tiene un límite', lanzó.
martes, 10 de septiembre de 2013 14:46
martes, 10 de septiembre de 2013 14:46
Susana Giménez regresó al país este mediodía y se descargó con Telefe por la novela acerca de la entrevista frustrada con Diego Maradona y el levantamiento de su programa de anoche. "Después de 35 años de carrera, todo tiene un límite", lanzó.

La diva regresó de Uruguay y enfrentó brevemente a las cámaras y los micrófonos para dejar dos o tres ideas firmes. Por un lado, ofreció disculpas a Maradona "por lo que pasó con el programa". Y deslindó responsabilidades: "No tengo idea de lo que pasó con el arreglo comercial".

También aseguró que fue ella la que decidió no salir al aire anoche (en su lugar fue emitida la película El secreto de sus ojos). "Yo levanté el programa porque me sentí manoseada por el canal".

Si había trascendido que Susana estaba enojada con el canal, ahora quedó claro. Y sus duras frases seguramente abrirán una brecha en su vínculo con Telefe. La diva se sintió descuidada por el canal y, en vez de tomar el avión privado que la traería de Punta del Este, donde suele pasar sus fines de semana, decidió hacerse cargo del enojo y no viajar a Buenos Aires. Y dejar libre -al menos por anoche- su espacio de los lunes a las 22.30.

En su lugar, ayer Telefe emitió -en realidad empezó 10 minutos antes- la película de Juan José Campanella, ganadora de un Oscar, protagonizada, curiosamente, por su amigo Ricardo Darín y por Guillermo Francella.

Lo que a esta altura podría llamarse como 'La novela entre Diego y Susana' tuvo un desarrollo agitado y dos finales de los pocos felices. Primero la baja de uno (anunciada oficialmente anteayer). Y luego la baja de la pieza clave de esta historia, anunciada públicamente ayer a las 17.

El disparador de esa novela ocurrió hace tres meses, cuando Verónica Ojeda -una de las ex de Diego- llevó a su hijo, Diego Fernando, al estudio desde donde se emite Susana Giménez. Pero el niño no pudo estar frente a cámaras, entre otras cosas restrictivas, por una medida cautelar pedida por Maradona. Esa actitud provocó cierto malestar de la conductora, que no tardó en hacerlo público. Así quedó librada la batalla entre "dos grandes amigos" -como se definían Susana y el 10-, que hasta incluyó amenazas de acciones legales por parte del ex futbolista.

El tiempo calmó las aguas y hace unas semanas comenzaron las negociaciones para que Diego fuera su invitado. Y el viernes se llegó a un acuerdo, con lo cual Telefe anunció con bombos y platillos la presencia del hombre que seguramente agitaría el rating de anoche. Por "procesos internos" del canal, la gestión dio marcha atrás y el domingo se oficializó que Diego no estaría en el living, pero sí Susana. Unas horas después, cuando se lo comunicaron por teléfono, ella dijo que no sabía si haría el programa al día siguiente.

Luego habló con Tomás Yankelevich, director de contenidos globales de Telefe, y ayer ratificó su decisión y se quedó en Uruguay. Ya está de vuelta y mañana debería grabar Salven los millones. Habrá que ver si la fractura se puede recomponer.

 

Fuente: Clarín

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios