Furor

Bieber llegó a la Argentina, rodeado por un revuelo con un video privado

Justin Bieber ya está en tierra argentina y se prepara para actuar en el estadio Mario Kempes de Córdoba en la noche de este viernes. Su llegada fue en medio de un escándalo con una supuesta prostituta.
viernes, 08 de noviembre de 2013 00:58
viernes, 08 de noviembre de 2013 00:58
Justin Bieber ya está en tierra argentina y se prepara para actuar en el estadio Mario Kempes de Córdoba en la noche de este viernes. El sábado y domingo actuará en el estadio de River Plate, todo en el marco de la gira Believe Tour. 

Bieber se aloja en el Hotel Faena de Puerto Madero, donde un gran grupo de fans espera en las inmediaciones para ver a su ídolo, mientras cantan sus temas y buscan capturar alguna imagen del cantante. En Córdoba estará pocas horas ya que, en un vuelo privado, llegará a las sierras para actuar e inmediatamente emprenderá vuelo de regreso a Buenos Aires.

En la previa al show, denominado Z Festival, del cantante canadiense, actuarán Carly Rae Jepsen, Cody Simpson y Owl City, entre otros. 
 
El video
Justin llegó a la Argentina horas después de que un video comenzó a dar vuelta en la web y que lo muestran durmiendo en una cama matrimonial y envuelto en una manta. Sobre esta grabación hay varias versiones de su origen. La oficial, que fue dada a conocer por el equipo de trabajo del cantante en el diario británico TMZ, sostiene que Tati Neves es la chica que hizo las tomas pero que no es prostituta sino una amiga que conoció en una fiesta privada. Las otras versiones en cambio señalan que es una conocida prostituta brasileña que pasó la noche con él a cambio de dinero o que es una empleada del hotel que aprovechó para sacar la foto mientras él dormía. 
 
El diario O Globo informó que el lugar donde fue filmado el video es en una de las habitaciones de la casa que alquiló el cantante en la zona sur de Río. Las imágenes habrían sido tomadas después de un concierto en Río de Janeiro, en una fiesta privada, según informó Daily Mail. A su vez destacó que el ídolo juvenil se quedó dormido en un sillón y algunas personas mal intencionadas grabaron la escena para tratar de avergonzarlo.

Más allá de eso, para la primera noche en Argentina, el cantante organizó un after en una villa privada, donde invito a más de 20 mujeres, a quienes les retiraron sus teléfonos celulares y les hicieron firmar un acuerdo de confidencialidad en el que se les prohibía hablar del evento o subir fotos a internet.

"Había muchos aperitivos en mesas cerca de la piscina, en la terraza y un área lounge. En algún momento de la fiesta, él gritó que era el Rey del mundo", dijo Marina Binimeliz, una estudiante brasileña invitada al festejo.

 

Fuente: DyN, EFE, La Capital y Milenio

 

Comentarios