Anna Kournikova se cansó de esperar el casamiento y le dijo adiós a Enrique Iglesias

Después de 15 años de noviazgo el rumor de separación está cada vez más fuerte. Según los medios británicos, ella se cansó de esperar con la promesa de casamiento.
sábado, 05 de octubre de 2013 17:02
sábado, 05 de octubre de 2013 17:02
Tras los rumores de crisis que se ciernen sobre Enrique Iglesias y Anna Kournikova, ahora el «New York Post» asegura que también podría existir un distanciamiento físico de la pareja. Al parecer, ambos han llegado al acuerdo de vender la mansión que estaban construyendo para su futuro juntos en Bay Point, Miami.

La tenista y el cantante estaban edificando en secreto este complejo en el paseo marítimo con la ilusión de formar allí una nueva vida juntos. Sin embargo, según informa el tabloide americano, la vivienda ya ha salido a la venta por diez millones de dólares. La cesión de la propiedad estaría prevista para este miércoles y la operación se habría llevado a cabo por un broker de la manera más prudente y discreta posible.

Según informaba el mismo medio esta semana, la deportista se habría cansado de esperar a que Enrique decida dar el paso hacia el matrimonio y estaría dispuesta a dejar la relación de doce años que le une sentimentalmente al cantante. «Están a punto de romper. Anna está cansada de esperar a que él se decida si se quiere casar o no. Han estado juntos durante mucho tiempo y tiene la sensación de que la boda nunca se va a celebrar. Está dispuesta a dejarlo», confesó una fuente cercana a la pareja al diario americano.

La reticencia que muestra Iglesias a pasar por el altar se debería a no querer repetir la historia que vivió cuando sus padres, Isabel Preysler y Julio Iglesias, se divorciaron. «No creo que quieras más a alguien por el simple hecho de tener un trozo de papel. Hoy en día no es un tabú tener hijos fuera del matrimonio», confesó en cierta ocasión a la revista «Parade».
 

Rosario de rumores
Lo cierto es que esta no es la primera vez que la pareja protagoniza rumores sobre su ruptura. Y es que Iglesias siempre se ha mostrado reticente a pasar por el altar. «Nunca he pensado que el hecho de estar casado supusiese alguna diferencia. Quizás es porque viví el divorcio de mis padres. No creo que quieras más a alguien por el simple hecho de tener un trozo de papel. Hoy en día no es un tabú tener hijos fuera del matrimonio», confesaba el cantante a la revista «Parade».
 
El año pasado, Iglesias también se vio forzado a desmentir que se hubiera casado en secreto con la deportista rusa tras llamar a Kournikova su «esposa» durante una gira por Rusia. «Solo intentaba ser dulce... Mi intención no era confundir a la gente», confesó el cantante tras aquel malentendido.


Fuente: ABC

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios