Judicial

Comenzó el juicio por el femicidio de Agustina Fernández en Cipolletti

Pablo Parra (38) está acusado de asesinar a la joven estudiante. Habrá 11 audiencias donde los fiscales y la querella exhibirán pruebas.
lunes, 6 de mayo de 2024 16:46

Comenzó el juicio oral contra Pablo Parra (38) acusado de asesinar a su vecina Agustina Fernández en Cipolletti en julio de 2022. El hombre está acusado de “homicidio triplemente agravado por femicidio, alevosía y también porque había mantenido con la víctima una relación”.

Fue el 2 de julio de 2022 cuando la joven estudiante de 19 años fue encontrada en grave estado en la casa de un amigo, momento en el que él no se encontraba allí, por lo que en primera instancia creían que la habían atacado en un intento de robo. 

Agustina murió tres días después del ataque en el Hospital Pedro Moguillansky por las graves heridas en la cabeza que fueron provocadas con un palo.

A un mes de su asesinado, el Ministerio Público Fiscal de Río Negro informó que se encontró ADN de un hombre debajo de las uñas de la estudiante, así como también en una tela azul en el patio de la casa con la que el femicida logró escapar y en las prendas de la víctima. 

Con estos hallazgos y los resultados positivos, el fiscal Martín Pezzetta ordenó la detención de Parra seis meses después y a casi dos años del femicidio que sacudió a la ciudad de Río Negro, este lunes 6 de mayo comenzó el juicio oral. El mismo se lleva a cabo en el Poder Judicial de Cipolletti y constará de 11 audiencias en las que los fiscales y la querella exhibirán pruebas y habrá testimonios relevantes.

“Cuando mataron a mi hija, viajé cinco horas desde Santa Rosa a Cipolletti pensando en que no había sido un robo, sino que había algo más y él estaba detrás de todo”, expresó Silvana Capello, mamá de la víctima.

La mujer contó que fue él quién la llamó para darle la noticia de que Agustina había sido víctima “de un robo”: “Él estaba muy tranquilo cuando me llamó. ‘Hola, soy Pablo, el vecino de Agustina’, me dijo, e hizo toda una presentación muy extraña, todo cuando mi hija estaba convulsionando. De entrada me pareció rara esa frialdad, no parecía conmovido ante semejante situación que, encima, había ocurrido en su casa. Y no le creí”.

“Hay pruebas suficientes para que le den perpetua. Todo está muy claro y no hay otra condena posible. Y no debe haber más beneficios. Él la pasó muy bien en la cárcel, e incluso tuvo acceso a un teléfono cuando lo único que hizo fue entorpecer la investigación y desviarla para el lado que él quiso”, manifestó. 

En la primera audiencia dio testimonio Silvana y previo a su ingreso a la sala habló con TN: "Tener que estar removiendo tantas cosas será doloroso, pero sé que es necesario para que mi hija tenga justicia. Lo que sí me molesta es cuando ponen la mirada en ella, en lo que hacía, lo que no hacía, con quiénes estaba. Me duele porque siento que estamos evaluando a la víctima cuando únicamente deberíamos evaluar al asesino”.

Detalles del primer día de juicio

"Hubo una secuencia de formas de relacionarse que terminaron el 2 de julio, cuando Pablo Parra mató a Agustina. Esa forma de relacionarse tuvo una conclusión, porque Agustina eligió ser libre, porque hubo una relación y un rechazo”, aseguró el fiscal Martín Pezzeta y sostuvo: "La hipótesis del robo la instaló él (Parra), pero tenemos la prueba de cuándo ocurrió el ataque y en ese momento, él estaba en el complejo".

Los abogados querellantes, Emanuel Roa Moreno y Damián Moreyra, informaron que el “detonante” fue que la víctima tuvo relaciones con otro hombre: "Ella conoció a un chico y pasó una tarde apasionada en su departamento. Cuando este chico se fue, él se ocupó de encontrarse con Agustina, invitarla a cenar y poner en marcha su plan".

Acerca de la teoría, destacaron: “Parra simuló salir del complejo de departamentos para volver y atacarla a traición. Luego, puso en marcha su coartada, desordenó un poco y salió en el auto. Hizo compras con débito para dejar registro”.

Con respecto a la defensa del acusado, Juan Coto enfatizó: "El ADN al que se sometió mi cliente no coincide con la muestra de Agustina. El ADN es objetivo y Parra es inocente". Desde el medio Río Negro informaron que, junto a la mamá de la estudiante, también dieron testimonio un vecino, su papá y una tía.

Comentarios