Violencia

Asesinaron a balazos al ex líder de la barrabrava de Patronato durante una salida transitoria

El hecho ocurrió alrededor de las 16 en una casa quinta en el lote "Los Cardales" ubicado sobre el kilómetro 14 de la Ruta Provincial 11, a pocas cuadras del ingreso de la mencionada localidad del litoral argentino.
lunes, 20 de febrero de 2023 00:00
lunes, 20 de febrero de 2023 00:00

El ex líder de la barra brava del Club Atlético Patronato de Paraná fue asesinado a balazos durante una salida transitoria en cercanías a la localidad entrerriana de Colonia Ensayo, en el Departamento de Diamante, cuando fue atacado por un grupo de delincuentes que irrumpieron en la vivienda en la cual se encontraba junto a su pareja, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió alrededor de las 16 en una casa quinta en el lote "Los Cardales" ubicado sobre el kilómetro 14 de la Ruta Provincial 11, a pocas cuadras del ingreso de la mencionada localidad del litoral argentino. Allí se encontraba la víctima, identificada como Gustavo Andrés “Petaco” Barrientos, ex barrabrava del Club Atlético Patronato de Paraná, junto a su esposa, Verónica Martínez, de 43 años.

Barrientos cumplía el beneficio de las salidas transitorias, denominadas sociofamiliares, de la Unidad Penal 1 de Paraná, por lo que fue trasladado por agentes del Servicio Penitenciario de Entre Ríos a la vivienda en la que residía su esposa. Según relató la mujer a los investigadores, unas cinco personas rompieron la puerta y el portón e ingresaron a la vivienda vestidas de negro y con la cara cubierta al grito de “Alto, policía”.

En ese momento, pidieron que se presente Barrientos, quien, al escuchar los gritos, apareció en el lugar y sin mediar palabra recibió al menos cinco impactos de bala en su cuerpo, cuatro en la zona del tórax y uno en la cabeza. Barrientos falleció en el momento por las heridas recibidas, mientras que, tras el crimen, su mujer se descompensó y debió ser atendida por personal médico.

Según se pudo reconstruir a través de las imágenes de una cámara de seguridad privada de la zona, los criminales arribaron al lugar a bordo de una camioneta marca Toyota SW4 negra polarizada, con la que posterior al crimen se dieron a la fuga. En las imágenes se observó cómo cinco de los sospechosos ingresaron a la vivienda mientras que al menos tres aguardaban dentro del vehículo.

Finalmente, la camioneta fue hallada ayer por la noche en Puerto Alvear, a unos 17 kilómetros del lugar del crimen y a orillas del río Paraná. Según declaró un pescador que se encontraba en la zona, los sospechosos abandonaron la camioneta y salieron corriendo hacia una embarcación blanca, estilo lancha tracker, donde lo esperaba un noveno cómplice.

“Sobre la costa hay un riacho que se desemboca en el río Paraná. No se sabe si fueron con dirección río arriba o río abajo. El testigo declaró que no presto atención a ese dato”, señaló a Télam un investigador. Dentro de la camioneta, los policías encontraron tres ametralladoras tipo M-16, y dos pistolas, una marca Glock y una marca Thunder, de las que se investiga si fueron las utilizadas para cometer el homicidio.

Además, se incautó un buzo camuflado, tres armas de fuego de hombro tipo carabina, 19 cartuchos calibre 762, una mochila marca Nike de color negra, cuatro musleras, 28 cartuchos de calibre 9 milímetros, 26 cartuchos calibre 5,56 mm con un cargador, 30 cartuchos calibre 7,62x39 con su cargador, un bolso negro, un chaleco de balística color blanco, una masa con mango de madera y una remera de color azul marca Swat.

En la causa interviene el fiscal Gilberto Robledo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Diamante, quien dispuso las diligencias de rigor para esclarecer el crimen.

Si bien el hecho se encuentra en plena etapa de investigación, no se descarta que esté relacionado con una posible cuestión narco y su relación con un triple crimen ocurrido el pasado 15 de noviembre en Paraná, donde fueron asesinados Cristian Barreto, alias “Tero”, un presunto líder narco entrerriano, Germán Herlein y Laureano Morales, y de que Barrientos fue uno de los sospechosos de ser el ideólogo del ataque, a pesar de que se encontraba en prisión.

Intervienen en la pesquisa toda la plana de la Policía de Entre Ríos, entre ellas las divisiones Criminalística, Científica, Homicidios, Investigaciones, comisarías locales y puestos caminera. Barrientos fue condenado en 2015 a 11 años por dos Homicidios en el Barrio Paraná XX, ocurrido en 2012.

El ex barrabrava del Club Atlético Patronato estuvo detenido en varios penales, como la Unidad Penitenciaria de Ezeiza en 2017 y la Unidad Penal 2 de Gualeguaychú, donde fue trasladado en julio de 2020.

“El traslado a Ezeiza se realizó porque se estableció que seguía manejando todo desde la cárcel. Le encontraron varios celulares de alta gama en la celda”, explicó un investigador. En noviembre de 2021, sin motivo alguno comenzó a gritar que estaba descompuesto y que lo querían envenenar, por lo que fue trasladado al hospital Centenario de Gualeguaychú.

Allí se negó a realizarse análisis de sangre y lavaje de estómago, por lo que volvió al penal, pero fue alojado en una celda individual con custodia y control las 24 horas por considerar que podría estar ideando su fuga. El año pasado fue trasladado a la Unidad Penal 1 de Paraná, donde el año próximo cumpliría el total de la pena a la que fue condenado.

Comentarios

Otras Noticias