Judicial

El líder de Los Monos fue condenado a 28 años de prisión por ataques a la Justicia

En esta oportunidad, los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto lo condenaron por balaceras ocurridas entre mayo y agosto de 2018.
jueves, 30 de septiembre de 2021 14:15
jueves, 30 de septiembre de 2021 14:15

El jefe de la narcobanda rosarina “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero, fue condenado a 22 años de prisión en el séptimo juicio al que fue sometido en su extensa trayectoria criminal, en esta ocasión como acusado de instigar siete de los diez ataques a tiros a domicilios de magistrados y edificios judiciales ocurridos en 2018 en Rosario. El tribunal aclaró que por otros delitos relacionados le sumó otros 6 años más de cárcel. De esta forma, suma 28 años a su listado de condenas por las que ya suma 90.

En esta oportunidad, los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto lo condenaron por balaceras ocurridas entre mayo y agosto de 2018. Los atentados, según la investigación, estuvieron motivados por la condena de 22 años que le dictaron por ser considerado líder Los Monos y tras la decisión de trasladarlo desde el penal de Santa Fe en el que había sido alojado, a una unidad del Servicio Penitenciario Federal en Chaco.

En la lectura del fallo, Marcogliese destacó que “no había precedente” de los ataques “que desafiaron y negaron al poder del Estado, que es el de la sociedad en su conjunto”. “Esperamos que esto sea un hito, un freno a las organizaciones que ponen en vilo a las instituciones democráticas”, dijo antes de dar el veredicto. Pidió, en ese sentido, “políticas públicas comprometidas” y que se “garanticen los recursos necesarios, que trasciendan a gobiernos y gestiones”.

El Centro de Justicia Penal (CJP), donde se llevó a cabo el debate, permanece blindado con vallas y es custodiado por un centenar de efectivos ante la posibilidad de un nuevo ataque. Nuevas amenazas y una balacera en las vísperas del juicio, motivaron el refuerzo de la seguridad del edificio.

Los fiscales del juicio, Miguel Moreno, Matías Edery, Aníbal Vescovo y Gastón Ávila, habían pedido al tribunal una pena de 24 años de prisión para el líder de “Los Monos”, mientras su abogado defensor solicitó la absolución o, en caso de ser condenado, a 6 años y 8 meses de privación de la libertad.

Narcotráfico en Rosario: la violencia se concentra en el 11% del territorio con el temible despliegue de sicarios y tiratiros
Los barrios de la periferia de la ciudad son los más afectados. Aníbal Fernández se diferencia de Frederic y decidió reforzar la seguridad rosarina a raíz del número creciente de homicidios, heridos y tiroteos. 

El tribunal, integrado por los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto, leyó la sentencia condenatoria en el CJP en una audiencia semipresencial, ya que si bien estarán en la sala los abogados y los fiscales, todos los acusados asistieron de manera virtual desde sus lugares de detención.

Cantero, de 33 años, ya fue condenado en otras seis oportunidades por delitos como homicidio, amenazas, portación ilegal de armas, secuestro extorsivo y narcotráfico, por los que acumuló penas por 62 años que aún no fueron unificadas.

Cuatro de esas condenas fueron por delitos cometidos mientras estaba en prisión, situación que no menguó significativamente su actividad criminal.

En este juicio fue acusado junto a otras seis personas de balear durante 2018 exdomicilios de los jueces que integraron el tribunal que lo condenó a 22 años de cárcel; viviendas de camaristas y edificios del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En su alegato final, los fiscales también pidieron la pena de 24 años para Matías César y su novia, Lucía Uberti; 13 años para Daniel “Teletubi” Delgado –condenado por el triple crimen de militantes sociales de Rosario- y Leandro Olivera; 12 para Leonel Fernández y 9 y seis meses para Damián Chávez.

Para los acusadores, Cantero ideó desde la cárcel al menos 7 de los 10 ataques ocurridos aquel año, con el presunto objetivo de “tener como propósito alguna medida o concesión de un miembro del poder público”.

Los investigadores señalaron que con ese fin, el líder de la banda “Los Monos” tenía por debajo suyo a tres organizaciones que cometían, en forma directa o a través de terceros, los atentados que él dictaba.

El teléfono de línea hallado en la celda del líder de Los Monos y las amenazas a fiscales generaron gran inquietud en la Justicia. Amenazas y los planes de fuga de los capos. La vigencia del “Loco” César, el sanguinario jefe del Barrio 31.

Por eso fue acusado de “amenazas coactivas agravadas por ser anónimas, por la utilización de un arma de fuego y en concurso ideal con daño calificado”.

En la primera jornada del proceso oral, cuando los jueces le preguntaron por su actividad, Cantero respondió “contrato sicarios para tirar tiros a los jueces”, frase que su abogado interpretó como “una ironía” por su “desconfianza en el Poder Judicial”.

El día anterior al comienzo del juicio, el Centro de Justicia Penal donde se desarrollan las audiencias, volvió a ser baleado por dos personas que tiraron desde una moto, lo que motivó una ampliación del servicio de seguridad en la zona y de la custodia de “objetivos judiciales”.

“Guille” Cantero está detenido desde junio de 2013 cuando se entregó a la Policía de Rosario, quien lo buscaba por el asesinato del dueño de un boliche bailable en venganza por el crimen de su hermano y antiguo jefe de “Los Monos”, Claudio “Pájaro” Cantero.

Por ese hecho y como organizador de una asociación ilícita fue condenado en abril de 2018 a 22 años de cárcel, en el primero juicio a “Los Monos” que terminó con altas penas para la mayoría de los miembros de la banda del barrio Las Flores de Rosario.

Antes de esa condena, Cantero, también conocido con los alias de “Tarta” o “Roberto”, sólo tenía una infracción a la ley penal por tenencia ilegítima de arma de fuego.

Fuente: TN 

Comentarios