Investigación

Encontraron al nene de 13 años que movilizó a todos en Buenos Aires

Un vecino reconoció al chico de 13 años que había desaparecido ayer en Liniers caminando por la calle en Ciudad Evita.
martes, 31 de agosto de 2021 10:53
martes, 31 de agosto de 2021 10:53

Después de más de 13 horas de angustia, un vecino reconoció al chico de 13 años que había desaparecido ayer en Liniers caminando por la calle en Ciudad Evita. “Nos dijeron que estaba bien”, confirmó a TN Juan Pablo, uno de sus hermanos, poco antes de las ocho y media de la mañana.

De acuerdo a su testimonio, la persona que se cruzó con su hermano llamó al 911 y ante la policía el menor se identificó con su nombre y apellido. “No pudimos hablar con él todavía”, manifestó el joven, aunque sus padres ya están camino a reencontrarse con él a la comisaría 3ra. de esa localidad bonaerense. “Estaba deambulando, parecía desorientado”, agregó frente a las cámaras en la puerta de su casa.

Con las horas sin dormir y la preocupación marcadas todavía en su expresión, Juan Pablo se quebró ante los periodistas y reafirmó: “Encontré a mi hermano”. No hacen falta más palabras para explicar el alivio de esa familia que por fin recibió la noticia que esperaba. Si bien todavía son muchos los interrogantes por responder, subrayó: “Apareció sano y salvo, no podemos pedir nada más”.

“Muchas gracias. Sí. Es mi sobrino. Les agradezco a todos”, expresó por su parte a la prensa una de sus tías, tras confirmar el hallazgo del menor cuya búsqueda había empezado a ser difundida en redes sociales para intentar dar con su paradero y el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), a cargo del Ministerio de Seguridad, emitió una alerta de búsqueda en su cuenta oficial. “Queremos agradecer a toda la gente, a los que compartieron su foto, a los medios, al colegio San José y a todos los policías”, agregó visiblemente emocionado Juan Pablo.

El adolescente debía asistir este lunes a la escuela pero nunca ingresó. Horas más tarde apareció su mochila tirada en la calle y una cámara de seguridad lo mostraba descartando su teléfono celular en un cesto de residuos en la intersección de Ulrico Schmidl y Larrazábal.

Según había declarado su mamá, el nene se había “rateado” del colegio y el temor de enfrentar un posible “reto” de parte de sus padres cuando llegara a su casa podría haber desencadenado su decisión de no volver.

Fuente: TN

Comentarios