Marchas

El Gobierno advierte que no admitirá marchas masivas que no respeten los protocolos

Desde el ministerio de Seguridad indicaron que, desde el inicio de la pandemia, llevan adelante mesas de diálogo con organizaciones sociales para detener las marchas antes de que se realice.
jueves, 29 de abril de 2021 12:33
jueves, 29 de abril de 2021 12:33

Las frecuentes marchas desde la provincia a la Ciudad se convirtieron en un dolor de cabeza para el Gobierno nacional. La razón es simple: mientras se ajustan los controles ante una segunda ola de coronavirus que se muestra arrasadora (en el gobierno bonaerense ya hablan de la tercera), la peregrinación diaria de cientos de personas sin barbijo, sin distanciamiento y, la mayoría de las veces, en trenes, ponen en jaque las medidas para bajar los contagios y desafían la credibilidad y, por tanto, la autoridad de los controles.

Desde el ministerio de Seguridad indicaron a TN.com.ar que, desde el inicio de la pandemia, llevan adelante mesas de diálogo con organizaciones sociales para detener las marchas antes de que se realice. “Detrás de cada manifestación que se ve, hay cinco que se evitaron”, señalaron. Se trata de gestiones que hace la cartera comandada por Sabina Frederic, en coordinación con Desarrollo Social y el área que corresponda, principalmente, el Ministerio de Trabajo.

Sin embargo, el riesgo sigue latente. Si las gestiones fracasan, se decidirá en el momento qué medida se toma. ¿El límite? El Gobierno no permitirá manifestaciones masivas ni que los manifestantes no cumplan con las medidas de prevención, como el distanciamiento y el uso de tapabocas. En ese caso, “las fuerzas de seguridad tendrán que actuar”, avisaron. En ese sentido, se comprometen a “prestar más atención y ser más estrictos” en los próximos 16 días para evitar situaciones de aglomeraciones.

En ese sentido habrá mayores controles en trenes y en accesos como el Puente Pueyrredón, desde donde ingresan a CABA la mayoría de las agrupaciones que buscan la visibilidad de sus reclamos ligados a la crisis económica que atraviesa la Argentina. “Si no cumplen, se quedarán del otro lado”, advierten aunque aclaran: “El mayor esfuerzo estará en persuadir que no lo hagan de forma masiva y en los cuidados”.

Las fuentes detallaron que las agrupaciones que en la actualidad efectúan las concentraciones son escisiones de otras más grandes o que no tienen referentes históricos. “Estamos frente a una problemática más que nos trae la pandemia”, dicen sobre el derecho a la protesta y la ejecución adecuada ante una realidad en rojo.

En tanto, desde la Ciudad, apuntan a resolver la situación de la misma manera: articulando con Nación y poniendo el énfasis en los cuidados. Otro requisito: que no corten el Metrobús, otro servicio esencial.

“No vamos a permitir movilizaciones que entren en bloque a la Ciudad”, indicó Gabriel Fuks en diálogo con Futurock. El secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad señaló: “Es un tema complejo, nos lleva varias horas por día. Les estamos pidiendo a las organizaciones una responsabilidad”.

Y cerró con una ironía dirigida a la presidenta del PRO: “El derecho a la protesta está vigente, la constitución está vigente, no hay estado de sitio, pero lo que no se puede es no cumplir lo que cumplen otros ciudadanos, y esto vale para una protesta piquetera o para Patricia Bullrich en las murallas de Olivos en su grito libertario”.

En tanto, el Gobierno tiene previsto dar 70.000 vacunas a organizaciones sociales inscriptas en Desarrollo Social. El objetivo sería inmunizar a las personas que trabajan en comedores y merenderos sociales para que esos espacios, de vital importancia para los barrios, no se cierren en la próxima etapa.

Sin embargo, el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico, aclaró que “lo que se pidió a Nación fue que se contemple la misma situación que ocurre en la Ciudad, donde por iniciativa de la ministra -de Desarrollo Humano y Hábitat- María (Migliore), se hizo una lista de 10 mil colaboradores de comedores y se los incluyó en una lista de esenciales” y se espera que sean vacunados cuando le corresponda a a ese grupo.

En declaraciones a radio Rivadavia, el referente del Movimiento Evita remarcó que “en el decreto inicial (de la pandemia) que lanzó el presidente (Alberto Fernández) junto a (Axel) Kicillof y (Horacio) Rodríguez Larrreta, los colaboradores y cocineros de los comedores comunitarios ya estaban incluidos como esenciales”.

“Esto no se trata de que se vacune ya a los trabajadores de los comedores, sino de que se los visualice. Claro que no serán vacunados ahora, ya que solo se está vacunando al sector salud, educación y seguridad de los esenciales”, detalló.

Fuente: TN 

Comentarios