Por mala praxis

Conmoción en Santa Fe: Nació un bebé con dos cabezas

El abogado de la familia, contó que después de que la mujer entrara en trabajo de parto, los doctores tuvieron que practicarle una cesárea como consecuencia de una falla cardíaca detectada en la beba. Sin embargo, al finalizar el procedimiento le informaron que "había nacido muerta"
miércoles, 05 de febrero de 2020 00:00
miércoles, 05 de febrero de 2020 00:00

La ciudad santafesina de Reconquista se encuentra conmocionada por el nacimiento de un bebé con dos cabezas. Según trascendió, los médicos no detectaron la malformación y el neonato fue retirado sin vida del vientre de su madre, Ayelén Liliana Aquino. Ante esta situación, la familia presentó una denuncia por "mala praxis", pero también por "supresión de identidad", ya que teme que les hayan adjudicado un bebé ajeno.

De acuerdo con medios locales, Aquino se internó en el nuevo Hospital de Reconquista el pasado 25 de diciembre. Antes, se había realizado dos ecografías en otro establecimiento, el SAMCO, donde nunca anticiparon anormalidades en la formación del bebé.

En diálogo con Diario Uno Santa Fe, Oscar Vázquez, abogado de la familia, contó que después de que la mujer entrara en trabajo de parto, los doctores tuvieron que practicarle una cesárea como consecuencia de una falla cardíaca detectada en la beba. Sin embargo, al finalizar el procedimiento le informaron que "había nacido muerta" y con bicefalía, es decir, con dos cabezas.

El 27 de diciembre, apenas dos días después del parto, la mujer fue dada de alta y radicó una denuncia por "presumible mala praxis médica, sustitución de un niño por otro y supresión de identidad".

"Yo le tengo que dar la razón al médico que hizo las ecografías de que no había ningún problema, pero también le tengo que dar la razón a la abuela que fotografió el cadáver de su nieto y se observa la malformación de haber nacido con dos cuellos y dos cabezas", declaró Vázquez.

Además, sostuvo que, si bien a la mujer le dijeron que su hija había "nacido muerta", él cuenta con un certificado firmado por la obstetra que dice "nacido vivo, pesa 4,550 kg".

De esta forma, el profesional maneja dos hipótesis que explicarían lo ocurrido. Por un lado, contempla un posible error del especialista que hizo las ecografías. Pero, por otro, también sospecha que hayan sustituido al hijo de su clienta por otro con bicefalia.

"Son tantas las sospechas de todo lo que sucedió, que no sabemos dónde estamos parados, por eso recurrimos a la fiscalía", finalizó el abogado.

Fuente: TN 

Comentarios