Metalurgia

"La industria metalúrgica está en niveles prepandemia", afirmó el presidente de Adimra

El dirigente gremial y empresario subrayó que "el Gobierno actual entiende que el desarrollo del país es través de la producción y el empleo".
sábado, 31 de octubre de 2020 12:58
sábado, 31 de octubre de 2020 12:58

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), Orlando Castellani, aseguró que en promedio el sector se encuentra "en niveles de producción prepandemia", y subrayó que la demanda de personal de la industria aumentó "de un 15% a un 20%" en los últimos meses.

"La actividad está en un nivel muy bueno, está en promedio como en la prepandemia", afirmó Castellani, quien indicó que "el empleo aumentó de un 15% a un 20%".

El dirigente gremial y empresario subrayó que "durante varios años en el Gobierno anterior lo especulativo y lo financiero estuvieron por encima de lo productivo", y destacó que "el Gobierno actual entiende que el desarrollo del país es través de la producción y el empleo".

Castellani es el presidente de Máquinas Agrícolas Ombú, una empresa que ya lleva 30 años en la localidad santafesina de Las Parejas, y desde 2019 conduce Adimra, que representa a 20.000 pequeñas y medianas empresas en todo el país.

Los siguientes son los principales tramos de la entrevista con Télam:

Télam: ¿Cómo se encuentra el sector?

Osvaldo Castellani: Veníamos con una caída bastante importante en la producción. Durante varios años, en el Gobierno anterior, lo especulativo y lo financiero estuvieron por encima de lo productivo. Hasta fines de diciembre veníamos con una caída del 50% en la producción. A partir de diciembre y con las medidas instrumentadas por el nuevo Gobierno, como la reducción en las tasas de interés, el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos y la aparición de créditos para las empresas, se generaron expectativas favorables y mejoras para el sector. De inmediato vino la pandemia, y entre marzo y abril prácticamente no pudimos trabajar y fue un momento bastante difícil para el sector.

T.: ¿Cómo atravesaron estos meses de pandemia?

O.C.: A partir de mayo, sobre todo en el interior del país, donde no había tanto problema como en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), empezamos a trabajar. Con protocolo, con algunas limitaciones de personal, pero empezó a moverse la industria. Al estar cerrados dos meses y no facturar, lógicamente hubo problemas. Pero tuvimos el apoyo del Estado con el ATP y otras medidas, como el diferimiento en el pago de determinados impuestos y también de la energía. Recibimos ayuda y pudimos sobrellevar la situación. Y ahora nos encontramos con actividad.

T.: ¿Cómo es esa actividad?

O.C.: La actividad es bastante heterogénea. Hay rubros como remolques y maquinaria agrícola, muy relacionados a lo agropecuario donde hubo una muy buena cosecha, que tuvieron una reactivación muy fuerte. Se empezó a vender mucho a partir de mayo, y la mayoría de las empresas tiene ventas hasta después de fin de año, incluso marzo o abril, cuando lo habitual es que lleguen hasta diciembre. Es cierto también que la gente quiere invertir en seguida los pesos que tiene. Hay una reactivación que, sin embargo, se ve complicada un poco por el hecho de que los proveedores de insumos también estuvieron parados y eso hace que empiece a haber algunos faltantes. Hay faltantes de insumos importados por la escasez de reservas.

T.: ¿Se lo plantearon al Gobierno?

O.C.: Sí. Y en general encontramos buena voluntad del Ministerio de Desarrollo Productivo, de las autoridades, para resolver la cuestión. Vemos con buenos ojos que se defienda la producción nacional como lo encara el Gobierno. Es una buena medida que priorice lo nacional. Pero a veces se necesitan determinados insumos y algunas empresas tienen dificultades. Pero en general la actividad está en un nivel muy bueno. Estamos en el nivel prepandemia, lo cual es un avance muy importante en cuanto a cómo estábamos en marzo y abril. Y hay empresas incluso que van a estar por encima. Algunas triplicaron las ventas por el buen nivel del agro.

T.: ¿Qué impacto tuvo todo esto sobre el empleo?

O.C.: El empleo aumentó de un 15% a un 20%. Principalmente en los sectores de línea blanca, maquinaria agrícola, remolques y otros bienes de capital. Y en las industrias automotriz y autopartista mejoró mucho también.

T.: ¿Qué expectativas tiene para 2021?

O.C.: Si hay una buena cosecha -el campo gravita mucho en el sector-, superamos la pandemia y se puede ir solucionando la cuestión del tipo de cambio, vamos a tener un buen año. El Gobierno entiende que el desarrollo del país se logra a través de la producción y el empleo, para tener una sociedad más justa, igualitaria y equitativa. El Gobierno está convencido de que tenemos que salir a través de la producción y el empleo.

T.: ¿Qué análisis hace del modo en que el Gobierno manejó la pandemia?

O.C.: Gobernar en una pandemia a nivel internacional es de por sí un problema. Más con un endeudamiento como el que teníamos. Se tuvo que encarar una reestructuración con los bonistas, y encima veníamos con bastantes problemas de antes de la pandemia. El tema de la sanidad lleva una inversión y un presupuesto impresionante, que no debemos dejar de reconocerlo. Estamos de acuerdo en que es totalmente necesario cuidar la salud, es algo fundamental, y también tratar de resguardar la economía. El Gobierno lo hizo, con algunos errores posiblemente, pero con un esfuerzo grande. Yo no diría que fue desacertado. Hay que ponerse en el lugar del Gobierno.

Comentarios