Siniestro vial

"En un ratito llegamos", el mensaje de audio que mandó un hombre antes de morir con 4 niño en un choque

El hombre de 39 años manejaba un Chevrolet Corsa Classic y cuando volvían fue chocado por detrás por una camioneta Grand Cherokee.
jueves, 05 de septiembre de 2019 00:00
jueves, 05 de septiembre de 2019 00:00

Feliz. Así estaba Alejandro Torres por haber recibido de regalo un auto. Lo iba a usar para trabajar como Uber, porque su trabajo de plomero ya no le permitía sobrellevar la familia. Sin embargo, la fatalidad se cruzó en el camino y terminó no solo con su vida sino también con la de los cuatro niños que iban en el vehículo, de los cuales tres eran sus hijos.

La desgracia ocurrió el último domingo de agosto cerca de las 21 en el km 225 de la Ruta Nacional Nº 3, a la altura de Cacharí, en Buenos Aires. El hombre salió temprano con la familia para estrenar el auto nuevo y la imprudencia en el volante de otro conductor terminó con su vida.

"Todos con cinturones de seguridad, no pasamos los 70 km/hora, 73, 74, y vamos re tranqui. Paramos cada media hora, 40 minutos, paramos a cargarle agua al auto, cargar agua al mate", afirmó Alejandro en un mensaje de voz que le mandó a la familia y en el que describió la tranquilidad con la que se movieron en la ruta en el viaje de Merlo a Tandil.

"Ahora estamos en Las Flores. Ahora, igual, en un ratito ya llegamos y paramos a comer, todo eso, nos quedamos un ratito y pegamos la vuelta ya", agregó, cerca del mediodía, de acuerdo a lo que reprodujo Infobae.

El hombre de 39 años manejaba un Chevrolet Corsa Classic y cuando volvían fue chocado por detrás por una camioneta Grand Cherokee. Eso provocó que el Corsa impactara contra un camión cementero de Loma Negra. Producto de esto, Torres con los cuatro niños murieron en el lugar y el vehículo se prendió fuego, quemando a todos por completo.

El conductor de la camioneta Grand Cherokee, Horacio Luis Castilla (67 años), quedó imputado por la justicia provincial por el delito de "quíntuple homicidio culposo agravado" por una posible conducción temeraria y por la cantidad de víctimas mortales. En caso de ser encontrado culpable, podrá recibir una pena de entre 3 y 6 años de prisión. Luego fue liberado tras pagar una fianza de 10 millones de pesos.

Castilla quedó inhabilitado para manejar un vehículo durante la duración del proceso. También se le prohibió salir del país en el mismo período. Ahora se encuentra internado en una sala común en el Hospital Dr. Ángel Pinto de Azul con un fuerte dolor en el pecho. 

Comentarios