Violencia

Quedó ciega por golpes brutales de su marido e hizo un pedido desesperado

Sufrió el desprendimiento de ambas retinas y perdió la visión en una golpiza. Antes, había denunciado 13 veces al agresor.
miércoles, 04 de septiembre de 2019 00:00
miércoles, 04 de septiembre de 2019 00:00

Una mujer que quedó ciega por los golpes que le dio su marido, en 2011 en La Plata, marchará a los tribunales el próximo jueves para exigir que se haga cumplir íntegramente la pena al hombre, que será liberado el próximo 11 de septiembre pese a que no realizó el tratamiento psicológico sobre violencia de género, algo fijado en la sentencia condenatoria pero desobedecido por él.

Se trata de Susana Gómez, quien sufrió el desprendimiento de ambas retinas cuando su esposo, Carlos Ariel Goncharuk, golpeó su cabeza repetidas veces contra la pared de la cocina de la casa donde habitaban ella y sus 4 hijos, en la localidad de Lisandro Olmos, de la capital bonaerense.

La mujer había denunciado al hombre en 13 oportunidades, durante los 9 años de convivencia, y al momento del ataque, el agresor había violado una medida de restricción perimetral que le impedía acercarse a ella.

Gómez, quien trabaja de telefonista en la Suprema Corte de Justicia bonaerense, cargo al que accedió en cumplimiento del cupo por discapacidad por haber quedado ciega, marchará el miércoles a las 12 a la sede del Juzgado de Ejecución Penal número 2, a cargo de José Villafañe, ubicado en las calles 68, entre 7 y 8, de La Plata.

"El jueves voy a pedir ayuda, yo quedé ciega por la agresión de Goncharuk y quiero que cumpla la condena en su totalidad, que cumpla lo que dispuso el fallo, complete la condena y haga el tratamiento como corresponde, yo no quiero que esta persona me mate", expresó a Télam la mujer.

Gómez remarcó que su ex marido está por salir de la cárcel y convoco a la comunidad y a las organizaciones para que la ayuden a salvar su vida.

"No me voy a dejar asesinar, ni por Goncharuk, ni por el Estado, la justicia o la Policía; voy a marchar el jueves, junto al Refugio Casa María Pueblo (donde encontró asistencia tras el ataque) y la voy a pedir que la justicia deje de ser cómplice de estos agresores y cumpla el fallo condenatorio en su totalidad", afirmó.

La mujer contó que "cuando lo condenaron se le exigió que haga un curso sobre la temática de violencia de género y se ha negado", por lo que el jueves pedirá que se obligue al hombre a cumplir con el tratamiento y se le otorguen medidas de protección para ella y sus hijos, con los que vive en un domicilio conocido por Goncharuk.

En 2015, la justicia condenó en un juicio oral al hombre a 8 años de prisión y le impuso la obligatoriedad de realizar un tratamiento sobre violencia de género que hasta el momento el condenado no ha realizado.

Gómez tiene 4 hijos con su agresor, de entre 8 y 14 años, quienes se han negado a vincularse con su padre.

Comentarios