Justicia

"Le hizo 'chic chic' y se murió", la desgarradora frase de una nena que condenó al femicida de su mamá

Daiana Armanino fue asesinada de un tiro por su pareja, Walter Gómez. El hombre había querido simular un suicidio.
miércoles, 07 de agosto de 2019 00:00
miércoles, 07 de agosto de 2019 00:00

Un hombre fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su pareja embarazada de tres meses, cometido en Rosario en 2016. La clave para resolver el caso fue el relato que la hija de cinco años de la víctima le hizo el día del crimen a su hermano de ocho, que fue grabado por el fiscal de la causa.

"No se pegó ella. La mató Walter. Yo lo vi. Le hizo 'chic chic' y le pegó. Y se murió. No se levantó más. Y ahora está en el cielo con los angelitos", le dijo la nena a su hermano horas después del hecho, en una conversación que fue grabada por el fiscal Luis Schiappa Pietra y que llegó a la escena del crimen. Con ese testimonio se desbarató la hipótesis del acusado, que había dicho que su mujer se suicidó.

El condenado por el crimen es Walter Santos Gómez, que recibió el lunes la pena máxima al ser encontrado culpable del homicidio calificado de Daiana Armanino, que ocurrió en la noche del 12 de septiembre de 2016. El juicio oral y público estuvo a cargo del Tribunal Oral rosarino integrado por los jueces Ramón Lanzón, Mónica Lamperti y Gustavo Pérez Urrechu.

Esa noche, el fiscal llegó a la casa ubicada sobre la calle Rouillón al 400, del barrio Empalme Graneros, en la zona norte de Rosario. Dentro se encontró con Gómez, que le dijo que su esposa se había suicidado y le entregó un arma de fuego con la que supuestamente se había disparado.

Luego, cuando el funcionario judicial salía de la vivienda, una vecina se le acercó y le dijo que una de las hijas de la víctima, que había sido puesta a resguardo en su casa, estaba diciendo algo muy importante. Schiappa Pietra se acercó hacia donde estaba la testigo junto a su secretario y le pidió a éste que grabara sus dichos.

Fue así que registró cuando la nena le contaba a su hermano que su mamá no se había suicidado, como había asegurado Gómez, sino que había sido asesinada. El audio fue presentado en el juicio oral y ratificado por los peritos en un informe realizado luego, cuando la nena declaró en Cámara Gesell.

"Este es un tema encarado con fuertes singularidades. La testigo presencial del hecho que resulta fundamental para la sanción es una nena de cinco años. Las lesiones que tenía la víctima son de una agresión previa como golpes que databan de cuatro días antes. Es decir que la conducta de violencia de género es clara", aseguró el fiscal en su alegato, en el que pidió la pena máxima para el acusado. Daiana, que convivía con Gómez, estaba embarazada de tres meses y además tenía tres tres hijos de dos, cinco y ocho años de una pareja anterior.Tras su asesinato, los chicos quedaron al cuidado de su tía Sonia, que es hermana del padre. En el juicio, la tutora de los nenes contó que el femicidio dejó secuelas en su sobrina: "Lo tiene grabado, me dice 'yo todas las noches me acuerdo de mi mamá'".

Fuente: Telam

Comentarios