Judicial

Tres años de prisión al endoscopista y la anestesista fue absuelta por la muerte de Pérez Volpin

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 8, encabezado por el juez Javier Anzoátegui, dio a conocer la sentencia este viernes en la noche.
viernes, 02 de agosto de 2019 22:18
viernes, 02 de agosto de 2019 22:18

El endoscopista Diego Bialolenkier fue condenado esta noche a 3 años de prisión condicional y 7 años y 6 meses de inhabilitación para ejercer su profesión, y la anestesista Nélida Puente fue absuelta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 8 de Capital Federal por la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, ocurrida el 6 de febrero de 2018 durante un procedimiento médico en el Sanatorio de la Trinidad del barrio de Palermo.

También se informó que el 9 de agosto se leerán los fundamentos.

La querella y la fiscalía, además, solicitaron abrir una investigación contra la instrumentista Miriam Frías por falso testimonio y otra contra el endoscopista Sebastián Cechi, el director médico del Sanatorio La Trinidad de Palermo, Roberto Martignano, y el director general de Galeno, Eduardo Cavallo, por falso testimonio.

Durante el alegato de la querella, Diego Pirota, abogado de la familia de Pérez Volpin, afirmó que "las conductas de ambos llevaron a (Débora) a la muerte. Actuaron con total negligencia e impericia". 

En una audiencia a sala llena, con la presencia de la familia de la víctima, periodistas y ex compañeros de TN, legisladores porteños y el diputado Martín Lousteau, quien acompañó la campaña de Pérez Volpin a la Legislatura de la Ciudad, Pirota se refirió a la actuación de Bialolenkier.

"El que lesionó fue el endoscopio. Tuvo una dificultad para entrar y allí fue que hizo la lesión", afirmó el letrado.

"Se dio cuenta y nunca lo dijo. Ni a los médicos en ese momento ni aquí en el juicio. El endoscopio tenía sangre. Y quiso derivar su responsabilidad de manera canallesca sobre Puente, cuando fue él que produjo la lesión", agregó. 

Luego se refirió al trabajo de la anestesista Nélida Puente, que se mantuvo cabizbaja en la sala.

Sobre ella dijo que "no es responsable de la lesión, pero sí de no controlar correctamente".

"No conectó la paciente a los electrodos y no la controló. No supo resolver la emergencia que había causado Bialolenkier, y confundió el diagnóstico con una alergia. La paciente estaba con el abdomen hinchado y agravó el cuadro porque siguió insuflando aire", indicó Pirota.

Además, denunció "encubrimiento" por parte del Sanatorio La Trinidad donde se llevó a cabo el procedimiento, y destacó que "las imágenes del endoscopio no están porque lo cambiaron por uno más viejo que, casualmente, no graba imágenes".

"Suprimieron muchos elementos de prueba", indicó Pirota, y adelantó que denunciarán al gastroenterólogo Sebastián Cechi, por "lavar el endoscopio". 

Por último, Pirota destacó que denunciarán por falso testimonio a Miriam Frías, la instrumentadora que participó de la endoscopía en la que murió Pérez Volpin, al considerar que "faltó a la verdad descaradamente ante el tribunal".

Ademas de Cechi, Pirota dijo que denunciará también a Roberto Martignano, director médico de La Trinidad, y a Eduardo Cavallo, director general de Galeno.

Luz Castany, la fiscal en el juicio, aseguró que "Ambos (Bialolenkier y Puente) cometieron una infracción al deber de cuidado. No advirtieron el peligro de lo que estaban haciendo cuando debían representárselo".

La fiscal adhirió a la posición de la querella con respecto al encubrimiento por parte de la clínica, consideró que "han entorpecido la investigación", y afirmó que realizarán una presentación contra la clínica en la Secretaría de Salud de la Nación por infracción a la ley de trazabilidad de elementos médicos por el limado del endoscopio utilizado durante el procedimiento. 

Eduardo Gerome, abogado de la anestesista Nélida Puente, señaló que "ninguna maniobra de la doctora fue causa eficiente para la producción del evento. Ella no podía sospechar que quien estaba actuando al lado de ella (Bialolenkier) lo estaba haciendo mal".

El abogado del endoscopista Diego Bialolenkier, Mariano Cúneo Libarona, sostuvo que "hay una incoherencia entre la acusación primera y la que hicieron hoy la querella y la fiscalía. En un principio habían dicho que el imputado no había advertido la perforación. Hoy dijeron que la advirtió y que en realidad no dijo nada. Esto modifica lo fáctico y alteró el derecho a la defensa".

Otro de los abogados de Bialolenkier, Roberto Churba, criticó el informe de la autopsia realizado por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema y consideró que "hay falsedades en la autopsia desde las cuales se construyen las acusaciones de la querella".

"No se encontró un elemento para producir una lesión punzante. La morfología del endoscopio no puede hacerla, tiene punta roma", ejemplificó.

Bialolenkier y Puente participaron del procedimiento médico que se realizó el 6 de febrero de 2018 en el Sanatorio La Trinidad de Palermo, durante el cual murió Pérez Volpin, y llegaron al juicio imputados por homicidio culposo.

Comentarios