Buenos Aires

Una mujer fue atacada por tres perros: quedó en terapia intensiva

La chica de 30 años está internada en una clínica privada de Mar del Plata luego de ser atacada por tres perros en la zona de playas de Punta Mogotes.
jueves, 11 de julio de 2019 15:34
jueves, 11 de julio de 2019 15:34

Julio Ferrari, padre de la joven de 30 años que permanece internada desde el lunes pasado en terapia intensiva en una clínica privada de Mar del Plata luego de ser atacada por tres perros en la zona de playas de Punta Mogotes, indicó hoy que su hija "está estable, aunque su estado sigue siendo delicado".

"No hay novedades, mi hija (Guadalupe), sigue teniendo sus miembros superiores y los inferiores comprometidos y se está trabajando es que no haya complicaciones", expresó Ferrari a Télam.

"Sé que el dueño de los perros habló y pidió disculpas, pero el gran daño que le causó a mi hija y a nuestra familia es muy grande, no se soluciona", manifestó.

"Mi hija solo caminaba por la playa y no hizo nada para que los perros actuaran de esa manera. Suerte que se metió al mar y los perros la soltaron, sino no sé que hubiera pasado. Un hombre y jóvenes que pasaban por ahí los ahuyentaron y socorrieron a mi hija", explicó.

En la tarde de ayer, Francisco Calderón, de 22 años, dueño de los tres perros, dialogó con LU9, y expresó: "Tengo la culpa, hice todo mal".

"Le pido perdón a esta persona, no lo hice a propósito. Quiero que esta persona esté bien", expresó Calderón al programa radial. El joven confirmó que había sucedido un hecho similar "hace poco", pero que personal de Zoonosis se lo había entregado porque hizo un cerramiento en su vivienda.

"Los perros se escaparon por un portoncito que yo puse, rompieron la madera y se escaparon por ahí. Traté de poner lo mejor que pude y nada. Se escaparon y pasó esto", se lamentó.

"Estoy equivocado, fallé, me salió todo mal, tendría que haber tomado otra medida. Pero lo que hice pensé que era suficiente porque fue Zoonosis a ver y vieron que estaba bien cerrado", explicó.

Calderón contó que uno de los perros es hembra y otros dos son machos.

Comentó que no sabe cómo manejar la situación. "No sé si acercarme a donde está, porque tampoco quiero hacer un conflicto peor, no sé cómo manejarme, pero no me voy a lavar las manos".

El hecho ocurrió durante la mañana del lunes 8 de julio, cuando Guadalupe Ferrari -madre de dos niñas- caminaba por la playa de la zona de Punta Mogotes de esta ciudad y fue atacada por tres ovejeros alemanes que deambulaban sueltos sin su respectivo dueño.

Estos mismos perros y su dueño, en el mes de mayo, ya habían sido protagonistas de otro ataque a una mujer que estaba corriendo por la playa de Punta Mogotes y le provocaron la fractura de uno de sus brazos.

En esa oportunidad, personal de Zoonosis de la Municipalidad de General Pueyrredón había identificado al dueño y le había secuestrado los perros, que estuvieron 10 días en observación hasta que se constató que no poseían rabia.

En ese momento, el juez le impuso una multa al dueño, y antes de devolverle los animales zoonosis debía comprobar que cercara su propiedad para que no pudieran escapar y deambular libremente por la zona de Punta Mogotes.

Fuente: Télam

Comentarios