Farré aseguró que a su esposa la mató la policía

Condenado a prisión perpetua por el femicidio de su esposa Claudia Schaefer presentó ante la Justicia un escrito en el que pide la nulidad del juicio.
jueves, 04 de abril de 2019 21:55
jueves, 04 de abril de 2019 21:55

Fernando Farré, condenado a prisión perpetua por el femicidio de su esposa Claudia Schaefer, cometido en 2015 en el country Martindale de Pilar, presentó ante la Justicia un escrito en el que pide la nulidad del juicio, asegura que actuó en legítima defensa y que a su mujer la terminó matando la policía para robar.

“Soy inocente, el juicio fue nulo y lo vamos a probar con mi nuevo abogado. Yo no maté a Claudia, sólo me defendí y después a ella la asesinó la policía para saquear su cuerpo”, dijo Farré (55) en una comunicación telefónica con Télam desde el penal de Bahía Blanca, donde está alojado desde febrero pasado, luego de denunciar un plan para asesinar a un fiscal.

Uno de los ejes de la nueva defensa es que ahora Farré dice que aquel 21 de agosto de 2015 él no cometió el femicidio de su esposa Schaefer (44), quien, según la autopsia y lo acreditado en el juicio, murió degollada en el vestidor de uno de los dormitorios de la casa con un total de 74 lesiones, 66 de ellas puñaladas o heridas punzocortantes.

“Yo no recuerdo nada de lo que pasó. En un brote psicótico le hice 66 cortes repetitivos en zonas no vitales que no fueron puñaladas. Yo tenía lesiones defensivas. A mi mujer la mató la policía”, denunció Farré.

“El abogado de mi mujer, Carlos Quirno, fue testigo de todo y contó en el juicio que él nunca me vio con los cuchillos en la mano y que Claudia se movía y seguía respirando. Después llegó la policía y ellos la terminaron de matar. Le amputaron dos dedos para robarle dos anillos, uno de oro Cartier y el otro de platino de Tiffany. También se robaron mi reloj, dinero de la cartera de Claudia y otras cosas de la casa”, agregó.

Farré revocó la semana pasada el poder de sus defensores Alejandra Mariel Foti y Matías Federico Cardozo, los abogados que lo representaban en la causa luego de la salida del penalista Adrián Tenca y que presentaron ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense un recurso de queja ante la decisión del Tribunal de Casación de confirmar la prisión perpetua para el femicida.

Al hablar de sus antiguos abogados, Farré fue muy crítico: “Foti y Cardozo nunca me defendieron, para lo único que fueron efectivos es para despojarme de mis bienes y hacer publicidad en una revista conmigo. Y sobre Tenca, lo que tengo para decir es que me entregó en el juicio oral, entre otras cosas que vamos a denunciar”.

El nuevo abogado es Jorge Césaro, a quien Farré conoció por intermedio de Carlos Colosimo, el tío de las hermanas Wanda y Zaira Nara, condenado a 19 años de prisión por abuso sexual de menores y de quien se hizo amigo en la Unidad 48 de San Martín.

“Descubrimos graves irregularidades en la causa y en el juicio que ameritan la nulidad de todo lo actuado. Y no hay plazos para presentar nulidades absolutas como las que planteamos”, dijo Césaro a Télam.

El abogado explicó que, entre ellas, no permitieron que en el juicio declare la madre de su cliente, María Antonieta “Nenina” Castro, quien fue testigo presencial del hecho.

Por ese motivo, Césaro contó que filmaron un documental con su testimonio y el de otros familiares de su cliente y testigos que será presentado por la defensa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“La madre de Fernando rompe el silencio. Ella afirma que Claudia atacó a su hijo y que vio que fue la mujer de su hijo la que llevaba los cuchillos. Tenemos dos testigos que aseguran que Schaefer tenía un plan para matar a Fernando para quedarse con sus bienes ”, afirmó el letrado.

También denunció que las declaraciones de los seis policías que intervinieron el día del hecho “fueron falseadas".

El escrito que el defensor presentó la semana pasada ante el Tribunal Oral en el Criminal (TOC) 2 de San Isidro -que actuó en el juicio por jurados de Farré- tiene 39 páginas y pide todo tipo de medidas para favorecer la situación del ex gerente y CEO de marcas internacionales de cosméticos como L'Oreal, Avon y Coty. 

Entre ellas figuran "la nulidad", “la inmediata libertad” de Farré, su “prisión domiciliaria” y hasta el apartamiento de las dos fiscales de San Isidro especialistas en violencia de género que actuaron en el caso, Carolina Carballido Calatayud y Laura Zyseskind.

Al respecto, Césaro afirmó: “Las fiscales instigaron a los testigos a declarar falsamente. Todos los testigos de la fiscalía engañaron a los jurados para condenar a una persona inocente. Violaron el derecho humano a interrogar testigos de descargo como lo eran la madre de Fernando o el amante de Schaefer, a quien ocultaron para que no declare en el juicio oral”.

Fuente: Telam

Comentarios