Reunión

El Gobierno coincidió con la visión de la Iglesia sobre la dura situación del país

La reunión -que fue pedida por el Gobierno y transcurrió a 'agenda abierta'- se desarrolló esta mañana durante una hora y media en la sede de la CEA.
jueves, 04 de abril de 2019 12:37
jueves, 04 de abril de 2019 12:37

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, compartió hoy con la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) un amplio informe sobre la situación del país y, en el encuentro, se coincidió en la necesidad de trabajar para un "diálogo fructífero y auténtico" entre el Gobierno y la Iglesia.

La reunión -que fue pedida por el Gobierno y transcurrió a "agenda abierta"- se desarrolló esta mañana durante una hora y media en la sede de la CEA en el barrio de Retiro, a donde Peña concurrió acompañado por el secretario de Culto, Alfredo Abriani.

El encuentro entre el Gobierno y la Iglesia se produce a pocos días de que la totalidad de los obispos argentinos viaje a Roma -entre el 28 de abril y el 18 de mayo- para la tradicional visita 'ad limina' que realizarán al papa Francisco, para llevarle un diagnóstico de la situación del país y de la Iglesia, incluyendo su "preocupación social". También ocurre luego de que la Iglesia advirtiera, en una reciente entrevista del titular de la CEA, monseñor Oscar

Ojea con Télam, que el Gobierno "ve con optimismo el futuro a mediano plazo", pero que desde la Iglesia están "hondamente preocupados por los términos inmediatos" y alertaran sobre el "humor social" y "un síntoma de depresión" que se advierte en la sociedad.

"El jefe de Gabinete compartió a los obispos un amplio informe sobre la situación del país, expresando la necesidad del diálogo para afrontar los desafíos que presenta la situación actual", indicó el Episcopado en un comunicado de prensa difundido al término del encuentro de hoy.

Por parte de la CEA estuvieron presentes el titular del cuerpo, monseñor Ojea; el vicepresidente primero, cardenal Mario Poli, y el secretario general del organismo, monseñor Carlos Malfa.

Durante la reunión, los prelados conversaron con Peña y Abriani sobre "las condiciones y actitudes que siempre se requieren para un dialogo fructífero y autentico; más aún, por la delicada situación del país en esta coyuntura".

"Hablamos de la necesidad de avanzar y profundizar en el diálogo. Fue una charla para que los obispos sepan de primera mano cómo estamos viendo el proceso económico, la situación política y social, el año de elecciones", contó en declaraciones a Télam el secretario de Culto.

Tanto fuentes oficiales como episcopales definieron la charla -de la que no hubo fotos oficiales- como "muy positiva, distendida y sincera".

"Sin diálogo es imposible gobernar", fue una de las frases que el obispo de San Isidro le dedicó a los visitantes, según revelaron las fuentes.

Otros temas que estuvieron presentes en la conversación fueron la lucha contra el narcotráfico y la ayuda que el gobierno nacional le viene otorgando a los Hogares de Cristo, que son centros que la Iglesia tiene en distintas partes del país para contener a jóvenes de zonas vulnerables con problemas de adicciones.

Hubo dos temas sensibles que no formaron parte de la conversación: una eventual visita del papa Francisco a la Argentina para el año próximo y el debate sobre el aborto, que generó cortocircuitos con la Iglesia el año pasado cuando el presidente Mauricio Macri decidió impulsar el debate en el Congreso.

Fuente: Télam

Comentarios