Programa

Argentina lanzará un satélite en 2020 con financiamiento del BID

El programa contará con un aporte de US$ 60 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y prevé financiar los gastos de ingeniería, finalización de construcción, lanzamiento y puesta en órbita.
martes, 02 de abril de 2019 16:55
martes, 02 de abril de 2019 16:55

El Gobierno nacional prevé invertir US$ 91 millones en el Programa de Desarrollo de Tecnologías Satelitales (Prosat II), a fin de aumentar la efectividad de las políticas de gestión de riesgos y de fomento productivo, con “un alto impacto en el agro, la planificación territorial y la mitigación y adaptación al cambio climático”, según se informó.

El programa contará con un aporte de US$ 60 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y prevé financiar los gastos de ingeniería, finalización de construcción, lanzamiento y puesta en órbita (en marzo de 2020) del satélite Saocom 1B, así como la actualización del software y el hardware requeridos para bajar los datos generados.

De este modo, se prevé la continuidad de la misión Saocom (Satélite Argentino de Observación Con Microondas) de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

La misión consiste en un sistema de dos satélites (el primero se lanzó en octubre pasado) que junto con cuatro adicionales de la Agencia Espacial Italiana (ASI), integrarán el Sistema Ítalo Argentino de Satélites de Emergencia, según se explica en la documentación relativa a la solicitud del préstamo del BID presentada por el gobierno argentino. 

Estos satélites utilizan la tecnología de Radar de Apertura Sintética (SAR) que permite una observación terrestre con características disruptivas, como la capacidad de obtener información de humedad de los suelos y de realizar estas mediciones a través de las nubes, de día y de noche, lo cual no puede realizarse con satélites basados en sensores ópticos.

La misión Saocom tiene por principal objetivo suministrar información de radar con tecnología SAR, “independiente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, en tiempo real y almacenado”.

Se ofrecerán además “productos derivados de esta información, especialmente mapas de humedad del suelo, de gran utilidad para la agricultura, la hidrología y la salud, con gran impacto socio económico”.

La tecnología SAR, concretamente, “genera una cantidad y calidad de información que permitirá mejorar la toma de decisiones de productores agrícolas, así como mejorar la gestión de riesgos y emergencias hidrológicas”. 

Adicionalmente, y dado que la Argentina ya registró un aumento de promedio de temperaturas acompañado de mayor frecuencia de precipitaciones intensas, el monitoreo de humedad del suelo permitirá la generación de alertas tempranas de inundaciones y aparición y/o dispersión de enfermedades.

Entre los resultados del programa, el Instituto Nacional del Agua prevé “aumentar la calidad de la hidrografía que hoy tiene para cuencas fluviales claves del país”, mientras la Secretaría de Agricultura “espera información mucho más detallada para aplicar la ley de emergencia agropecuaria ante desastres naturales que involucra grandes esfuerzos fiscales”.

La Dirección de Protección Civil podrá a su vez realizar medidas preventivas en caso de emergencias, con una precisión mucho mayor; y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) “usará los mapas de humedad para aconsejar sobre decisiones de la producción agrícola para cientos de miles de productores”.

La Prefectura Naval Argentina, a su vez, dispondrá de información fidedigna sobre la pesca ilegal en la enorme extensión del Mar Argentino. 

Los actores privados, que ya usan información de satélites ópticos con fines comerciales, tienen por su parte planes de nuevos negocios locales y en el exterior a partir de la información satelital en base a SAR.

Según el cronograma elaborado por los técnicos del Gobierno y el BID, la propuesta de préstamo será presentada a fines de julio próximo para su aprobación por el directorio del organismo.

Fuente: Télam 

Comentarios