Salta

El pedido desesperado de una mujer que fue violada por su hijo adicto

Una mujer relató llorando sin consuelo, el último episodio que vivió de mano de su propio hijo de 22 años, que la violó y casi ahorcó.
miércoles, 06 de marzo de 2019 23:29
miércoles, 06 de marzo de 2019 23:29

Patricia Ortega tiene 41 años y se la puede ver en un video regustrado por los colegas del diario El Tribuno en el que, llorando sin consuelo, relató el último episodio que vivió de mano de su propio hijo de 22 años, por el que terminó detenido en la Alcaidía Judicial.

Sobre él penden los delitos de tentativa de homicidio en grado de tentativa y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo. "Esto es el corolario de un infierno en el que vivo: un tormento de todos los días, porque soy yo la mamá, la que lo alimenta, lo cura, lo busca y lo medica", contó.

Con una sensación de impotencia afirmó: "Es esta mujer la que cargó con su hijo golpeado por la policía en muchas ocasiones, cuando creían que estaba normal. Cuántos años en el neuropsiquiátrico solicitando la curatela para poder internarlo en algún instituto extraprovincial y nada".

"Que es lo que le dan, Clonazepam, ansiolíticos. Ese es el tratamiento para los adictos. Tres días dopados en el Miguel Ragone. Una mamá como yo lavándolo, cuidándolo cada día y cada noche", dijo. "Hoy no puedo más, lo tuve que denunciar. Tuve que mandar preso a mi propio hijo, porque él intentó ahorcarme y cuando estuve desvanecida me sacó la ropa y me violó. Eso ocurrió hace muchos días", relató.

Patrica Ortega aseguró que ya nadie la ayuda, que la droga destruyó a su hijo y de a poco su familia. Denunció que todo el programa de ayuda a los adictos es inexistente y para ellos solo hay clonazepam, a la que definió irónicamente como "la droga mágica".

"No hay lugares para internación y menos para tratamiento alguno". Dijo llorando que en el hospital Miguel Ragone lo internaron por expreso pedido de una jueza, pero que solo permaneció allí por espacio de dos semanas y que las drogas que le aplicaron lo dejaron paralizado. Patricia aseguró que su hijo era un chico hermoso, pero que su padre lo inició en la droga cuando tenía 8 años. "Imagínense que desde entonces lucho por él, viví por él, me amanecí buscándolo y no dormí noches enteras buscando una mano, un médico, un milagro. Hoy me di cuenta que nadie se hace cargo de los adictos, de las familias destruidas, de los desmanes que provocan", expresó con angustia.

Resignada afirmó: "No puedo hacer nada por él. Me venció y lo denuncié y terminé enviándolo a la cárcel para ver si él se libera y me deja morir aquí, en este infierno en el que me encuentro sola".

Fuente: Telefe Noticias

Comentarios