Horror

"Mi hija se tiró a la pileta para apagar el fuego y él intentó ahogarla", dijo la madre de la chica quemada

'Él (por Barrios) se tiró adentro de la pileta con ella e intentó ahogarla. Mis dos hermanas que viven ahí, lo vieron', indicó Roxana, mamá de la chica.
miércoles, 06 de febrero de 2019 17:44
miércoles, 06 de febrero de 2019 17:44

La madre de la joven que sufrió quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo durante una discusión con su pareja, detenido por el caso, en la localidad bonaerense de El Jagüel, afirmó hoy que el acusado quiso ahogar a su hija en la pileta de la casa luego de haberla golpeado y prendido fuego.

La víctima, Rocío Micaela Cortes (24), permanecía internada, esta tarde, con "pronóstico reservado" en el Hospital Santamarina del partido de Esteban Echeverría, donde los médicos solicitaron su derivación a un instituto especializado.

El novio de la joven, identificado como Leonel Barrios (23), se negó a declarar ante la fiscal de la causa que pidió que siga detenido por el delito de "homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género en grado de tentativa".

"Los golpes ocurrieron delante del nene de ella, pero no llegó a ver cuándo él (por Barrios) la rociaba (con alcohol) y la quemó", contó esta mañana a la prensa Roxana, la madre de Rocío.

Según la mujer, su hija, prendida fuego, "salió" de la casa gritando "¡Ayuda!, ¡Ayuda!" y "se tiró adentro de la pileta (de lona que estaba en el patio) para apagar el fuego". "Él (por Barrios) se tiró adentro de la pileta con ella e intentó ahogarla. Mis dos hermanas que viven ahí, lo vieron", indicó Roxana.

Luego, un cuñado de Roxana los sacó de la pileta, tras lo cual, el sospechoso huyó en su Fiat Duna color crema.
"Pero como estaban las calles cortadas dejó el coche abandonado y se fue corriendo. Y la hermana de él lo entregó después", añadió.

Consultada de si había antecedentes de violencia de género de parte del ahora acusado contra su hija, Roxana respondió que sí, pero que su hija no lo denunciaba "por miedo".  "Él la amenazaba con que le iba a hacer daño al nene si ella lo dejaba", indicó la mujer y aclaró que Barrios no es el padre del niño.

"Él le pegaba, le dejaba los ojos morados, le pegaba con la bifera en la cabeza. Y con el celular le rompió la boca", continuó. Por último, Roxana pidió que Barrios "no salga nunca más" de prisión y que "se pudra ahí adentro".

Por otro lado, el Hospital Santamarina difundió este mediodía a la prensa un parte médico de la paciente en el que precisaron que la paciente presenta "quemaduras por acción directa del fuego en el 50 por ciento de la superficie corporal que corresponde a cara, cuello, región anterior del tórax, ambos brazos, cara anterior de ambos muslos con compromiso en la vía aérea".

De acuerdo con el parte, Rocío se encuentra "estable hemodinámicamente, afebril, en ARM (asistencia respiratoria mecánica", con sedación y analgesia, siendo el pronóstico de la misma reservado".

En tanto, el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Javier Maffuci Moore, debe resolver en las próximas horas si acepta el pedido de detención formal para Barrios solicitado luego de la indagatoria por la fiscal de la causa, Verónica Pérez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género, de ese Departamento Judicial.

El hecho ocurrió ayer al mediodía en una vivienda situada en la calle Las Cina Cinas, en El Jagüel, en el sudoeste del Gran Buenos Aires, donde Rocío se encontraba junto a su hijo y su pareja.

Según las fuentes policiales, en esas circunstancias se originó una discusión entre la joven y Barrios que terminó cuando ella sufrió graves quemaduras.

Rocío fue auxiliada por familiares y trasladada al Hospital Santamarina, Barrios se escapó en su auto y lo abandonó sin las llaves y a unas pocas cuadras, en la esquina de 25 de Mayo y San Luis.

Alertados de lo ocurrido, los efectivos de la comisaría 5ta. de El Jagüel se trasladaron hasta el lugar del hecho donde se entrevistaron con una tía de la víctima que dijo que hacía una semana les había dado alojamiento en su casa a su sobrina y a Barrios y que desde la mañana habían comenzado a discutir. 

Esta mujer contó que la pelea le pareció normal ya que ambos convivían desde hacía cuatro años y siempre se trataban de esa manera.

Sin embargo, la tía sostuvo que alcanzó a ver cómo su sobrina salió corriendo de la habitación, prendida fuego, y se tiró a una pileta; al tiempo que observó a Barrios salir de la casa y huir en su vehículo.

Horas después de escapar, Barrios fue detenido por la Policía en la vivienda de un tío de él, situada en la vecina localidad de Monte Grande, antes de que partiera en micro a la ciudad de Pergamino.

Fuente. Télam

Comentarios