Basílica

Macri y Fernández, juntos y en primera fila en la misa en Luján

Iniciamos hoy el Año Mariano Nacional, que se desarrollará hasta el 8 de diciembre del 2020. Con este motivo escribí una carta hace un par de días que podés ubicarla en la página web del Arzobispado.
domingo, 08 de diciembre de 2019 11:28
domingo, 08 de diciembre de 2019 11:28

Dos días antes para el cambio de Gobierno el presidente Mauricio Macri y su sucesor Alberto Fernández comparten la misa por la "unidad y la paz" convocada por la Iglesia católica en la basílica de Luján, por el día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

La ceremonia fue convocada por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y es presidida por su titular Oscar Ojea. Mientras que la homilía está a cargo de monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján. En el llamado a la misa la Iglesia convocó "al Pueblo de Dios y a todos los sectores sociales y políticos que deseen participar, a rezar juntos por la Patria".

Macri y Fernández llegaron minutos antes de las 11, están acompañados por sus respectivas esposas, Juliana Awada y Fabiola Yañez, y se ubicaron en primera fila. Del lado del Presidente están entre otros su vice Gabriela Michetti; la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal y jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, y su gabinete.

De parte de Fernández hay dirigentes cercanos, de su futuro gabinete, como Santiago Cafiero, que coordinará a los ministros. También está el excandidato presidencial de Consenso Federal Roberto Lavagna, que se situó a su lado. La vicepresidenta electa Cristina Kirchner fue invitada pero no concurrió. En la misa hay además dirigentes de los sindicatos, de las empresas, de los movimientos sociales y de otros credos.

El mandatario saliente y su sucesor, si bien compartieron comunicaciones telefónicas y mensajes de WhatsApp, se habían visto por última vez el 28 de octubre en Casa de Gobierno, un día después de las elecciones generales en las que ganó el candidato del Frente de Todos.

Previo a la misa monseñor Scheinig dijo que se trata de "un gesto a los pies de la Virgen", que considera, "es un regalo de ella misma para la Nación, teniendo en cuenta los momentos tan delicados para América Latina y para la Argentina". En diálogo con la agencia de católica de noticias AICA indicó que se trata de "un momento histórico para nuestra democracia, en plena transición y llegando a fin de año en paz".

Dijo que están "muy comprometidos a rezar" para que en la Argentina crezca "unidad y diálogo", para poder vivir "en una 'Cultura del Encuentro'". "La principal misión de la misa es pedir para que podamos hacer una Patria de hermanos", afirmó.

Fuente: TN

 

Comentarios