Asesinato

Gualeguaychú: detuvieron a dos policías por el crimen de un joven luego de un robo

El joven, identificado por la policía como Iván Damián Pérez (24), murió en el acto. Vecinos de la zona aseguraron a los pesquisas que el joven se encontraba quemando cobre cuando la policía arribó al lugar.
miércoles, 09 de octubre de 2019 20:45
miércoles, 09 de octubre de 2019 20:45

Un joven fue asesinado hoy de un balazo en la cabeza en la ciudad de Gualeguaychú por dos policías que supuestamente lo buscaban por el robo en una vivienda junto a un cómplice, aunque un fiscal ordenó la detención de los efectivos de la Policía de Entre Ríos y los acusó de "homicidio agravado por ser funcionario".

El hecho ocurrió cerca de las 9 en el cruce de las calles Lucio Mansilla y 20 de junio, en el barrio Molinari, de la zona sudeste de Gualeguaychú. Según el parte policial, dos efectivos de la comisaría 8va. llegaron al lugar como consecuencia de una denuncia por un robo ocurrido durante la madrugada, y lograron detener a una persona mayor de edad.

En ese momento, el detenido se hallaba con un cómplice que, aparentemente logró escapar del lugar, por lo que se inició un operativo de búsqueda. Ese sospechoso fue hallado luego por la policía en un terreno donde se construye una iglesia evangélica y allí, según las fuentes de la investigación, los efectivos le dispararon con sus armas reglamentarias y uno de los balazos impactó en su cabeza.

El joven, identificado por la policía como Iván Damián Pérez (24), murió en el acto. Vecinos de la zona aseguraron a los pesquisas que el joven se encontraba quemando cobre cuando la policía arribó al lugar, y tras una discusión ocurrió el crimen.

En diálogo con Télam, la fiscal a cargo de la causa, Martina Cedrés, señaló que se trabaja en "todas las hipótesis posibles", y que aún se encuentran "recabando pruebas y datos en la zona". Asimismo, espera los resultados de la autopsia que se realizará mañana, y durante esta tarde se le tomará declaración a familiares del joven y a testigos del hecho.

En tanto, Cedrés ordenó la detención de los dos policías, que permanecen en la comisaría del menor local, acusados del delito de "homicidio agravado por ser funcionario", el cual prevé penas de prisión perpetua. Además, el fiscal ordenó a la Gendarmería Nacional que se haga cargo de los peritajes a las armas reglamentarias secuestradas a los agentes policiales involucrados en el crimen. Por otra parte, el jefe policial provincial, Gustavo Maslein, ordenó el pase a disponibilidad de los efectivos.

Comentarios