Jujuy

Le desfiguraron la cara a un bebé y sospechan de su mamá

El padre del nene logró la tenencia provisoria. 'Estamos rogando que no pierda el ojo', dijo el hombre.
lunes, 03 de septiembre de 2018 16:56
lunes, 03 de septiembre de 2018 16:56

Un bebé de un año llegó a un hospital de Jujuy con el rostro desfigurado y el ojo muy comprometido, al punto de que podría perderlo. El papá del niño, que está separado de la mamá, logró la tenencia provisoria y denunciará a su ex ante la Justicia.

El episodio se remonta a julio pasado, cuando un amigo de Juan Carlos Orihuela (48) le avisó que el nene estaba internado en el Hospital de Niños Héctor Quintana, de Jujuy. Llamó a su ex pareja para que le explicara qué había pasado y la atendió un pariente de ella, que le dijo que se había ido a pasar unos días a la casa de un familiar.

El hombre fue directamente al centro asistencial, donde encontró a su hijo internado en grave estado. La madre expuso su justificación: les manifestó a los médicos que el nene se había caído de la cama y durante cinco días no preguntó por el estado de salud.

“Me dijeron que mi hijo lloraba todo el tiempo, estaba asustado y dolorido por los golpes que recibió. Note que los médicos estaban molestos por la situación y ya habían dado intervención a la Secretaría de Niñez y Adolescencia para que el bebé no regresara a esa casa", dijo a diario El Tribuno.

"Los médicos fueron muy claros: mi bebé tenía serios golpes y un ojo muy comprometido, tuvo que ser intervenido y no son compatibles con un golpe. Mi bebé de apenas un años y cinco meses fue golpeado con un objeto en el rostro y ", relató Orihuela.

La Secretaría de Niñez y Adolescencia dispuso que tanto el niño golpeado, como su hermanito de 7 años, sean apartados de la casa materna, hasta que la situación se resuelva.

“Temí por la vida de mi hijo. Cómo puede ser posible que una mujer que agredió con tanta saña a una criatura y que un organismo diera la orden de apartarla de sus hijos y ella no diera caso y nadie haga nada", expresó el papá de los chicos, quien señaló que pidió la guarda del bebé desde el momento que supo que había sido agredido, pero que no obtuvo respuesta por más de 30 días.

Orihuela adelantó que va a denunciar el hecho ante la Fiscalía de Investigación, para que se investigue si a la mujer le cabe al menos la figura del delito de “lesiones graves”.

“Me asesoré con un abogado y ahora que mi hijo está sano y salvo, nos vamos a presentar ante el fiscal para que inicien las investigaciones,primero para saber con qué objeto fue agredido mi hijo, porque no nos cabe ninguna duda que su propia madre le pegó”, dijo.

Fuente: Los Andes/ El Tribuno

Comentarios