Mendoza

Dijo que le robaron su bebé pero las pericias aseguran que no estuvo embarazada

Una mujer de 24 años aseguró que sus jefes le indujeron el parto y se quedaron con la criatura.
jueves, 20 de septiembre de 2018 16:59
jueves, 20 de septiembre de 2018 16:59

El caso generó revuelo y activó todo un operativo que involucró a la Justicia mendocina y al Ministerio de Salud. Una joven acompañante terapéutico de 24 años “embarazada de 9 meses” denunció que sus “patrones” la drogaron, la hicieron parir, le robaron el bebé y la abandonaron en el hospital Lagomaggiore, aunque le dejaron "una foto del recién nacido vivo en el celular". 

La presunta víctima se presentó en la Oficina Fiscal 2 de Ciudad y expuso lo antes detallado. De inmediato intervino el fiscal Juan Ticheli y ordenó estudios médicos para la presunta parturienta y los resultados fueron determinantes. “No se encontraron indicios de embarazos recientes”, confirmó el fiscal. 

Pese a esto, la familia y amigos de la denunciante insisten en que la chica sí estuvo embarazada. “Yo misma sentí cómo se movía el bebé en la panza de mi hija”,sentenció a diario Los Andes  Alejandra, madre de la joven. Al mismo tiempo, esta mujer descartó que su hija se haya practicado un aborto. “Cómo van a decir que abortó a los 9 meses de embarazo”, sostuvo. 

Las claves 

Denuncia

El miércoles en la tarde la chica, de nombre Florencia, se presentó en la Oficina Fiscal 2 y dijo que hasta hace unas horas estaba embarazada de 9 meses, pero que una pareja de Godoy Cruz con la que ella trabajaba estimulando a su hijo con autismo, la drogó, la obligó a parir, le quitó a su hijo y la dejó abandonada en el hospital Lagomaggiore. 

Florencia no pudo detallar el lugar donde esto habría ocurrido, no logró disuadir si fue en una casa o en una clínica clandestina. Solo recuerda "un pasillo largo y enfermeros". Y aseguró que ocurrió entre las 00 y las 4 de la mañana del miércoles 19. Además, agregó que primero le dijeron que su hijo había muerto, pero que nunca lo pudieron confirmar. 

A menos de 12 horas del supuesto hecho, alrededor de las 21, el cuerpo médico forense revisó a la chica y su informe fue tajante: “no hay indicios de embarazo reciente”.  “Está pendiente de ser agregado el examen psíquico, un análisis de sangre y el peritaje del celular de la denunciante que fue secuestrado”, adelantó el fiscal. 

Registros

Un día antes de lo expuesto, Florencia se presentó en la guardia del Lagomaggiore por un “dolor abdominal y un atraso menstrual, pero nunca indicó que estaba embarazada", contó Leticia Ojeda, a cargo de la guardia de Obstetricia de ese nosocomio. 

“Le hicieron un hemograma y el resultado dio normal, la subunidad beta dio negativa (es la hormona que solo se produce en el embarazo)”, mencionó la médica, quien reiteró: “La paciente no estaba embarazada al momento del examen y en ningún momento dijo que había tenido familia o que estaba puérpera”.  

Ese es el único registro certero que se tiene de la situación de la joven. Es decir, que no se hizo atender en la madrugada del miércoles tras supuestamente dar a luz, como ella denunció.  

Testimonios: por la causa ya declararon familiares y allegados de la joven, además de la médica que la asistió el martes 18. “Estos testigos aseguran que la chica sí estuvo embaraza”, confió Ticheli.  

“La verdad no entiendo qué está pasando, por qué nos desmienten así. Estoy muy enojada y vamos a hacerle a Florencia análisis médicos en un instituto privado. Yo misma vi la panza y sentí el moviente del bebé. Las amigas de mi hija también, hasta le hicieron un ‘baby shower’. Tengo los estudios y chequeos que le hicieron a mi hija durante el embarazo en el hospital Carrillo”, dijo a este diario la madre de Florencia, aunque esas pruebas médicas a las que hace referencia nunca aparecieron.  

Además, al ser consultada por este diario sobre cuándo quedó embazarada Florencia exactamente, la madre aseguró que fue "en octubre del año pasado", lo que se traduciría en una gestación de 11 meses. 

El ex novio 

Otro que declaró fue la ex pareja de la chica y presunto padre del bebé. “Contó que la chica le dijo que estaba embarazada pero que a él no le consta. Que duda de esta situación y que nunca vio ninguna ecografía o estudio”, aseguró el fiscal.  

Los supuestos apropiadores. La joven en su denuncia y su madre en diálogo con Los Andes hablan de “Claudia” como la responsable de presunto robo del recién nacido. Esta mujer y su marido, según aseguran estas mujeres, emplearon a Florencia para que cuidara a su hijo con autismo en su casa de Godoy Cruz, donde establecieron un vínculo laboral que duró solo pocos meses, la joven dejó de trabajar cuando avanzó su embarazo. 

“Ella misma (Claudia) la pasó a buscar a mi hija y la invitó a tomar el té el martes a las 15. Luego pasó todo lo que ya denunciamos.  Ayer fuimos hasta la casa de ellos y salió un hombre que dijo no conocer a mi hija y que ella nunca estuvo ahí”, contó Alejandra. 

“No podemos dar con Claudia, yo no la conozco nunca fui hasta el trabajo de mi hija, pero tenemos todos sus datos y queremos que hagan un identikit para que lo difundan y aparezca”, agregó. 

Perfil

Florencia tiene 24 años, dice ser acompañante terapéutico y tiene tres hermanos. De lunes a viernes vive en Lavalle en casa de sus padrinos, pero los fines de semana se traslada hasta El Algarrobal, Las Heras, a la casa de sus abuelos.  

La joven no estaba en pareja, “llevó todo su embarazo sola”, confió su madre. 

En tanto, la supuesta foto del bebé vivo que le dejaron en su celular tampoco aparece hasta el momento. 

 

Comentarios

Otras Noticias