Judicial

La ex mujer del chofer es quien delató el caso coimas ante el juez Bonadio

Centeno, gracias a sus manos en el volante del poder kirchnerista, le consiguió trabajo a Horovitz en el Ministerio de Planificación a partir de una gestión de Baratta.
jueves, 02 de agosto de 2018 08:08
jueves, 02 de agosto de 2018 08:08

Hilda Horovitz y Oscar Bernardo Centeno, ex chofer del secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, fueron pareja durante nueve años. Ella, oriunda de San Justo, hoy de 51 años de edad, doce más joven que Centeno, había trabajado como empleada en una empresa de motos y repuestos al comienzo de relación, vivía en un pequeño departamento de planta baja con poca luz ambiente en un viejo edificio de Once que dejó hace cinco años.

Centeno, gracias a sus manos en el volante del poder kirchnerista, le consiguió trabajo a Horovitz en el Ministerio de Planificación a partir de una gestión de Baratta, más precisamente en el área al mando de los yacimientos carboníferos de Río Turbio, donde solía tomarse fotos con la cámara del monitor de su computadora, mateando con sus compañeras. Mientras, H.H llevaba a Centeno a los cumpleaños y asados de su familia, subía fotos de Néstor y Cristina para criticar a todos los que votaron a Macri "y ahora se quejan." Hasta posteaba mensajes sobre Baratta, comentando lo feliz que estaba de "conocer a Roberto". Centeno, dijo ella, le había conseguido entrar a una empresa de medicina prepaga para poder operarse.

Se separaron, dicen sus viejos vecinos en Olivos, "dos años atrás". Ayer por la mañana, mientras efectivos de Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA entraban en el chalet de dos plantas para detener a Centeno y llevarse documentos y dispositivos digitales, Horovitz declaraba como testigo en Comodoro Py en el Juzgado Federal N°11 del juez Claudio Bonadio. Declaró en contra de su ex: los cuadernos entregados a la Justicia por el periodista Diego Cabot de La Nación eran el tema.

Sobre los cuadernos que detallan supuestos viajes de bolsos con plata de coimas, aseguran voces en Comodoro Py, Horovitz dijo que sabía que existían, que había visto a Centeno escribirlos, que Centeno les contaba de ellos, que la letra en esas hojas es la letra del chofer.

Un día después, Centeno comparecería ya detenido en el Juzgado N°11 para ser indagado. Cambió a su abogado particular, Norberto Frontini, ex conjuez designado por el kirchnerismo en la Cámara de Casación Penal en 2014. En su lugar llegó por sorteo un histórico defensor oficial federal, Gustavo Kollmann. 

¿Qué habrá llevado a Horovitz a declarar contra su ex? No era la primera vez que lo hacía: ya lo había hecho en noviembre del año pasado en una causa también a cargo de Bonadio, donde aseguró que había visto a Centeno llevar bolsos con dinero y comprar propiedades.

Al parecer, Horovitz ya no trabaja más en su vieja área, hoy en el Ministerio de Energía: su último pago de aportes, según registros comerciales, data de enero de este año. Mientras tanto, sus ex vecinos en Olivos dicen que hace "dos o tres años" que no la ven hablan de la "nueva señora" de Centeno, del Toyota Corolla y el Toyota Etios que maneja el chofer, instalado hace unos diez años en la zona.

Fuente: Infobae

Comentarios