Neuquén

En la cesárea, su bebé sufrió una herida, murió y la familia denunció al ginecólogo

El niño sufrió hipoxia fetal casi tres horas, naciendo con un gran deterioro neurológico, lo que provocó su muerte.
jueves, 02 de agosto de 2018 14:10
jueves, 02 de agosto de 2018 14:10

Un médico ginecólogo de 37 años de Cutral Co fue acusado homicidio culposo por la muerte de un bebé de seis meses, a raíz de la mala praxis desempeñaba durante el parto en el hospital local.

En junio, Soledad García (34 años) junto con sus abogados denunció penalmente que su bebé había fallecido a causa de las lesiones provocadas durante el parto en el hospital de Cutral Co, ya que el pequeño quedó débil.

Finalmente ayer, en una audiencia, la fiscalía y la querella solicitaron que el ginecólogo sea acusado por el hecho, ocurrido el 11 de julio de 2016, lo que derivó en la muerte del niño a los seis meses.

“Tuve todos los controles que me dieron muy bien, las ecografías, pero por un tema de hipertensión me derivaron a Cutral Co para una cesárea, la que terminan haciendo después de que se les complicara el parto normal”, había explicado García a LM Neuquén.

Según la teoría de la fiscalía, la madre ingresó al hospital de Cutral Co cerca de las 15 y a las 20 fue revisada por el ginecólogo, convocado por la obstetra para una cesárea urgente. Sin embargo, fue recién a las 22:55 que la cirugía fue realizada.

A raíz de la demora, el niño sufrió hipoxia fetal casi tres horas, naciendo con un gran deterioro neurológico, lo que provocó su muerte el 27 de enero de 2017.

Por su estado crítico, el bebé fue derivado al hospital Castro Rendón, donde estuvo 25 días.

Durante la audiencia, las partes acusadoras alegaron que el ginecólogo obró “negligentemente y por impericia en su profesión” al no actuar con la celeridad que el caso ameritaba.

El abogado defensor Omar Pérez no se opuso a la acusación, por lo que el juez Rúl Aufranc avaló los cargos y estableció cuatro meses de plazo para la investigación.

En su momento, García contó que alrededor de las 18 le intentaron practicar un parto natural, donde los médicos le destrozaron los huesos del cráneo a su bebé por la fuerza que ejercieron.

Fuente: La Mañana de Neuquén

Comentarios