Tiroteo

Entró a robar en una heladería, se enfrentó a tiros con la policía y murió

Tenía 22 años. El agente recibió un tiro en el abdomen y otro en el brazo. Está fuera de peligro.
sábado, 18 de agosto de 2018 14:17
sábado, 18 de agosto de 2018 14:17

Un ladrón de 22 años murió en una heladería de Quilmes cuando se enfrentó con un policía que estaba de civil en el local e intervino para evitar el robo.

El enfrentamiento se produjo cerca de las 22.30 del viernes 17 de agosto en el negocio de la avenida 12 de Octubre al 2500, donde la intensa balacera sorprendió a los vecinos: se escucharon entre 10 y 15 disparos.

El cuerpo del delincuente, del que no trascendió la identidad, quedó tendido en la vereda del local, muy cerca del revólver calibre 38 que usó para amenazar a los empleados del lugar. 

El agente, en tanto, fue trasladado por un patrullero al Hospital El Cruce, de Florencio Varela, donde tuvieron que operarlo. Está fuera de peligro.

El joven fallecido llegó a la heladería a bordo de un Renault 9 que quedó estacionado en la puerta. Al parecer, llevaba adelante un raid delictivo y ya había atacado otros lugares. Mariano, un vecino que hizo de testigo durante las primeras tareas de la policía en el lugar, relató ante las cámaras del canal TN que en el vehículo hallaron carteras de mujer, billeteras con "bastante dinero" y botellas de champagne, entre otros artículos presuntamente robados.

Cuando ingresó al negocio, el ladrón se dirigió directamente al mostrador a pedir un kilo de helado, lo cual llamó la atención de las empleadas que atendían y del encargado, porque la modalidad es que los clientes primero pasen por caja. Afuera había dejado el auto en marcha.

Enseguida, el joven sacó el arma y le exigió a los responsables del local de la cadena Grido la recaudación. Fue en ese momento que el policía de civil, que estaba tomando un helado, se identificó y se produjo el enfrentamiento con el asaltante.

Por los disparos, estalló una puerta de vidrio del local, que este sábado 18 a la mañana permanecía con la persiana baja. El caso está siendo investigado por la UFI N° 2 del Departamento Judicial de Quilmes.

Fuente: Clarín 

Comentarios