Carta

Cristina habló de "un menú de 'arrepentidos' a la carta" y culpó a la prensa

La expresidenta hace una extensa explicación del decreto (el N° 113 del 21 de enero de 2010) y asegura: 'Era para mí obligatorio firmar', a la vez que se despega del supuesto pago.
viernes, 17 de agosto de 2018 15:34
viernes, 17 de agosto de 2018 15:34

"Sobre pijamas, dormitorios y decretos en la Argentina macrista arrepentida". Así tituló, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, un extenso texto que subió a su página web y luego repercutió en las redes sociales. La senadora usó el mundo digital para expresarse sin someterse a las preguntas de la prensa y poder así dar su versión de las cosas.

El texto de su descargo comenzó refiriéndose a los cuadernos de las coimas de Oscar Centeno que trascendieron a través de diario La Nación. El hombre era militar retirado y chofer de Baratta y declaró como "arrepentido" en la causa ante el juez Bonadío. Sobre esta persona, la ex presidenta lo señaló como un "remisero" y confirmó que no iba a hablar de él: "He decidido no hacer comentarios sobre remiseros “arrepentidos” que dicen haberme visto en pijama, ni tampoco opinar sobre ex funcionarios de cuarta línea, también “arrepentidos”, que nunca formaron parte de mis dos presidencias, pero que describen excursiones casi turísticas en mi dormitorio. Sin embargo, como ex presidenta de la Nación tengo la obligación de pronunciarme sobre el empresario Gabriel Romero –nuevo “arrepentido”- que, según títulos catástrofe de Clarín y La Nación, habría pagado por un decreto presidencial".

Gabriel Romero, de la empresa EMEPA, denunció este jueves que pagó 600 mil dólares por un decreto que lo beneficiaba. El empresario aseguró que le entregó U$S 600 mil a un exfuncionario del gobierno de Cristina para que le renovara el decreto por el que le extendió la concesión del servicio de la Hidrovía, según publicó TN Central. Así, EMEPA se aseguró continuar operando con exclusividad el tramo de Río Paraná - Paraguay, que le permite al país vecino acceder al Atlántico para exportar sus mercaderías hacia el mercado internacional.

La expresidenta hace una extensa explicación del decreto (el N° 113 del 21 de enero de 2010) y asegura: "Era para mí obligatorio firmar", a la vez que se despega del supuesto pago: "En todo caso, sería muy interesante que el Sr. Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni este ni ningún otro decreto, ni por llevar adelante ninguna de las medidas de mis gobiernos".



Comentarios