Investigación

La joven embarazada murió desangrada

Los resultados de la autopsia revelaron que Carolina Medina murió por 'shock hipovolémico'.
martes, 16 de octubre de 2018 21:46
martes, 16 de octubre de 2018 21:46

La mujer embarazada que murió en un hotel alojamiento de la localidad bonaerense de Florencio Varela el sábado por la madrugada se desangró como consecuencia de las heridas provocadas en su aparato genital, urinario y digestivo, indicaron fuentes judiciales tras conocerse los resultados de la autopsia.

A su vez, pudo ser identificada cuando se cruzó la información sobre un pedido de paradero que había hecho su pareja con los datos recogidos en el hotel "Susurros", donde fue encontrada sin vida en medio de un charco de sangre.

Se trata de Carolina Estefanía Medina, de 25 años, cuya identidad pudo conocerse ayer cuando su pareja, un hombre de 29 años, se acercó a la comisaría 3ra. de Florencio Varela para hacer la denuncia de averiguación de paradero.

Según las fuentes, cuando el denunciante dijo que su mujer tenía un embarazado avanzado de ocho meses y que no la veía desde las 2 de la madrugada del sábado pasado, los efectivos de la seccional lo contactaron con los investigadores del homicidio en el hotel alojamiento "Susurros".

El hombre fue trasladado a la morgue judicial y allí confirmó que la mujer que murió de una hemorragia en el hotel era su pareja.

Según indicaron fuentes judiciales, el informe preliminar de la autopsia reveló que la causa de la muerte fue un "shock hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal".

Los voceros policiales indicaron que el concubino de Medina contó que hace un año que estaban en pareja y que la chica tenía problemas de adicción a las drogas, en particular con el paco, hace al menos cinco años.

Por el homicidio de Medina, está detenido desde ayer un hombre identificado por la policía como Ariel Norberto García, de 31 años.

Detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmesy de la comisaría 3ra. de Florencio Varela encontraron al imputado escondido en la casa de una mujer que había sido su pareja, en el partido de Quilmes.

García fue identificado como sospechoso gracias a las cámaras de seguridad del hotel que tomaron la chapa patente de su auto, un Ford Focus, no sólo cuando el sábado entraba con la víctima, sino también cuando, luego del crimen, se escapó llevándose por delante la barrera del estacionamiento.

El homicidio se descubrió cuando ante la fuga, los empleados del hotel "Susurros", ubicado en la calle Humaitá 21 al 2100 entre Storni y Remedios de Escalada de Florencio Varela, al sur del conurbano bonaerense, llamaron a la policía.

Fuente: Télam

 

Comentarios