Buenos Aires

Jubilado mató a su sobrino y a sus dos cuidadoras

El sobrino del detenido yacía muerto en el piso de la vivienda del jubilado detenido. Las dos mujeres que lo cuidaban gravemente heridas eran trasladadas en ambulancia al hospital, donde luego morirían.
lunes, 4 de septiembre de 2017 19:02
lunes, 4 de septiembre de 2017 19:02

“Estoy harto de que me roben”. Antonio Pignotti, de 93 años, le balbuceó esa frase a los Policías de la Bonaerense que miraban atónitos la escena del crimen en Caseros. El sobrino del detenido yacía muerto en el piso de la vivienda del jubilado detenido. Las dos mujeres que lo cuidaban gravemente heridas eran trasladadas en ambulancia al hospital, donde luego morirían.

La locura se desató hoy en el domicilio de Pignotti de Tres de Febrero 3882, en la localidad de Caseros. Allí, el dueño de casa baleó por la espalda a su sobrino Hebert Buffoni, un contador de 60 años, y lo mató, según informaron fuentes del caso.

En tanto, el jefe de la Departamental de San Martín, José María Cignoli, confirmó a la prensa que, si bien en un primer momento se informó que el detenido era un ex prefecto, ese dato fue erróneo.

El sobrino de Pignotti no fue su única víctima. Los disparos también alcanzaron a dos mujeres que lo cuidaban: “Miriam Segovia, de 50 años, tenía un tiro en el pecho y, si bien fue trasladada al hospital Carrillo, murió en la ambulancia", informaron las fuentes.

"La otra cuidadora, Ana María López, de unos 80 años, estaba internada con una herida de bala en la cabeza en estado reservado pero finalmente falleció cerca de las 17”, detallaron las fuentes y explicaron que, creen, que ambas mujeres eran madre e hija.

Luego de escuchar del propio Pignotti el “estoy harto de que me roben”, los policías que llegaron a la propiedad le sacaron la pistola calibre .22 de las manos y secuestraron varias vainas servidas. "Tenía la titularidad del arma pero el permiso vencido", informó el jefe Cignoli.

Según las fuentes, el detenido esgrimió ante los efectivos que les disparó porque lo perjudicaban económicamente.

Fuente: Clarín

Comentarios