Inseguridad

Asaltaron y balearon al hijo del periodista Luis Otero

Luis Andrés Otero se lo puso antes de salir y luego lo asaltaron. Le apuntaron a la cabeza y le dispararon, pero la bala no llegó a impactarlo.
lunes, 14 de agosto de 2017 10:00
lunes, 14 de agosto de 2017 10:00

Luis Andrés Otero (24) se había juntado a comer con amigos de la infancia. Antes de salir se puso un rosario que hace tiempo no usaba, pero que a partir de ahora será su amuleto: lo asaltaron en Avellaneda y le dispararon a matar, pero la bala ni siquiera lo rozó. Es el hijo del periodista de Canal 13 Luis Otero, quien difundió por Twitter el lo que le pasó al joven: “#inseguridad en carne propia. Le dispararon en la cabeza a mi hijo. Por milagro la bala se desvió. Avellaneda. Fox gris OIV 916. Andan sueltos”, escribió.

Todo empezó alrededor de la 0.15 del domingo en la esquina de Sargento Cabral e Italia, en Gerli (Avellaneda), a pocos metros de la avenida Hipólito Yrigoyen. “Eran cuatro. Se detuvieron para llevar a un amigo a buscar algo y se quedaron esperando en la vereda en un Chevrolet Corsa. Vieron un auto modelo Fox gris que pasó, se ve que dio la vuelta manzana y volvió. De ahí se bajaron dos hombres y los asaltaron”, contó el periodista a Clarín. Y agregó: “Cuando se estaban yendo, cuentan los chicos, uno de los ladrones apuntó con una 9 milímetros. Disparó a uno de los amigos de mi hijo a los pies y a Luis a la cabeza. Ninguna de las dos balas hirió a los chicos. De milagro se desviaron”.

Anoche, al cierre de esta edición, buscaban imágenes de dos cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a los cuatro asaltantes: un domo a 300 metros y otra en un estacionamiento privado.

Asimismo, la vaina que rescató Otero hijo de la escena del robo también era sometida a pericias.

Según informó la agencia Télam, el auto en el que escaparon, “dominio OIV 916, no registraba pedido de secuestro”.

A 200 metros del lugar del robo, en mayo pasado, asesinaron a Ramón Lencina (60), un policía retirado que trabajaba como seguridad privada en un restorán que fue asaltado, ya en jurisdicción de la localidad de Piñeiro.

Lencina se había retirado de la Bonaerense el 27 de enero, después de 35 años, y esperaba dedicar más tiempo a su familia y su hobby. Para tener un ingreso extra trabajaba como custodio en “Il Bersagliere Ristorante”, en Hipólito Yrigoyen 2017. Allí estaba esa fatídica noche cuando cuatro ladrones irrumpieron y lo asesinaron de dos balazos.

Fuente: Clarín

Comentarios