País

Gobierno analiza dividir el proyecto laboral para destrabarlo

La idea es mandarlo en tramos al Congreso durante los próximos meses.El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dejó trascender que se opone a esta iniciativa.

Mentras las negociaciones con el peronismo continúan, la Casa Rosada repasó ayer el temario que enviará al Congreso -casi con certeza mañana- a través del decreto presidencial que convoca a sesiones extraordinarias durante este mes. El principal escollo sigue siendo, a estas alturas, la cerrada negativa del Bloque Justicialista en el Senado a apoyar "tal como está" la reforma laboral, lo que obliga al Poder Ejecutivo a pensar en "alternativas" para que esa reforma pueda ser aprobada, aunque sea en tramos, durante los próximos meses.

"Estamos analizando alternativas", afirmaron a este diario fuentes del Gobierno, al tanto de las conversaciones que mantienen el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, con los gobernadores peronistas, diputados y el jefe del bloque peronista en la Cámara alta, Miguel Ángel Pichetto.


Una de las ideas que circuló en las últimas horas fue la "subdivisión" en distintos proyectos de los 140 artículos que componen la norma. Esto dejaría afuera por el momento el tramo más controvertido, el vinculado a los cambios en la ley de contrato de trabajo, y dejaría en pie los artículos vinculados a favorecer el blanqueo de los trabajadores y la mejora en prestaciones de salud.


Por ahora se trata sólo de una posibilidad. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dejó trascender que se opone a esta iniciativa, ya que "la ley tiene un criterio uniforme, igual que la reforma tributaria", según afirmaron fuentes de ese ministerio. Desde allí proponen incluir la reforma en el temario, "sostenerlo y dar la discusión" aunque no den los números para convertirla en ley.

En una de las reuniones de ayer, Pinedo contó que Pichetto ni siquiera acepta reunir las comisiones de Presupuesto, Trabajo y Previsión Social para emitir dictamen de la ley el próximo miércoles 13 para tratarla más adelante. "Lo más probable es que todo pase para febrero", contó otra fuente, que agregó: "Hay una discusión fuerte dentro de la CGT en torno de la norma, y Pichetto quiere el consenso de todos los sectores", se lamentó.


La necesidad de una reforma laboral para bajar costos, similar a la que encaró Michel Temer en Brasil, fue uno de los principales reclamos que el presidente Mauricio Macri escuchó de boca de empresarios en su reciente viaje a Nueva York. Macri está convencido de la necesidad de modificar la reglamentación para asegurar la llegada de inversiones, y por eso impulsó esta norma que, entre otras propuestas, pone un tope a las indemnizaciones por despido, lo que provocó el enojo del sindicalismo combativo, corporizado en Pablo Moyano.

Más allá de las trabas a esta norma, desde la Jefatura de Gabinete y el Congreso se siguió puliendo ayer la agenda de temas a ser enviados. Definieron la lista como "ambiciosa". "Van a ser muchos, el Presidente quiere que se aprueben muchas leyes en el verano", afirmó una fuente gubernamental. Las extraordinarias se extenderían desde el próximo martes 12 hasta fin de año.

La reforma previsional (que se trataría el miércoles 20 en Diputados, ya tiene la aprobación del Senado), el presupuesto, la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal serán incluidas, al igual que convenios aduaneros. ¿Y reforma laboral? "Se la va a incluir en el temario, después se verá", afirmaron desde Balcarce 50.

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, y funcionarios de los ministerios de Hacienda y Trabajo se reunieron ayer en la sede de la cartera laboral con diputados de Cambiemos para darles detalles del proyecto de ley previsional.

"Hay muchos diputados que recién están ingresando, hay que explicarles bien las normas para evitar sorpresas", afirmaron desde el Gobierno, donde no quieren dejar lugar a "librepensadores" que cuestionen el proyecto.

"Es un proyecto que estamos en condiciones de votar y convertir en ley", afirmó Juan López, quien asumirá hoy su banca por la CC-ARI y que participó de la reunión.

Desde el Gobierno creen que aprobar el paquete de leyes aun sin la reforma laboral será para festejar. "Tenemos número para avanzar. Cerrar el año así, aun sin la reforma laboral, va a ser un golazo", se congratuló un alto funcionario.

Fuente: LaNación.

Comentarios