Carrió, Filmus, Lousteau, Ramal y Tombolini debatieron con reacciones inesperadas

El debate de los candidatos a diputados nacionales por Capital Federal registró un clima menos hostil que en otras oportunidades, con encuentros inesperados entre referentes.

Carrió, Filmus, Lousteau, Ramal y Tombolini debatieron con reacciones inesperadas

Foto: Télam

Carrió, Filmus, Lousteau, Ramal y Tombolini debatieron con reacciones inesperadas

Foto: Télam

Carrió, Filmus, Lousteau, Ramal y Tombolini debatieron con reacciones inesperadas

Foto: Télam

Carrió, Filmus, Lousteau, Ramal y Tombolini debatieron con reacciones inesperadas

Foto: Télam

Foto: Télam

El debate de los candidatos a diputados nacionales por la Capital, realizado anoche, registró un clima menos hostil que en otras oportunidades, con encuentros inesperados entre referentes que están en las antípodas, y el tradicional show aparte de una indisciplinada Elisa Carrió.

Tanto la candidata de Vamos Juntos, como Daniel Filmus (Unidad Ciudadana), Martín Lousteau (Evolución), Marcelo Ramal (FIT) y Matías Tombolini (1Pais) llegaron a horario -Luis Zamora estaba invitado, pero decidió no participar- aunque el debate comenzó a grabarse casi media hora más tarde.

"Somos los custodios de la doctora Carrió, tenemos que saber dónde está el baño", preguntó a la producción uno de los dos guardias asignados a la diputada, antes que llegara su protegida, siendo la única que tenía marca personal, junto con el senador Mario Cimadevilla (Cambiemos), que estuvo presente tan sólo la primera media hora.

A diferencia de debates anteriores, como los de 2015 ó 2013, el clima de "las hinchadas" (el grupo de asesores, jefes de prensa y dirigentes políticos que cada candidato lleva) fue notablemente mejor, habiéndose registrado solo un par de silbidos cuando Carrió hizo referencia al caso Maldonado.

El primero en ingresar al estudio fue Lousteau, preguntando por los lugares en los atriles que el sorteo de la producción de A Dos Voces (TN) había definido, y luego ingresaron los otros: Carrió tomó del brazo a Ramal para la tradicional foto de familia y bromeó con que se abrazaba al dirigente del PO "porque es amigo de (Jorge) Altamaria, que sacó más puntos que yo (ella) con el 1,8%".

En las gradas estaban los jefe y vicejefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, el candidato a legislador porteño Mariano Recalde (que debatió en 2015), su competidor en Vamos Juntos, Andy Freire -a quien Carrió mencionó confundiéndolo con el actor estadounidense Andy García, despertando la risa contenida de la tribuna- y los dirigentes del FIT, Nicolás del Caño y Néstor Pitrola, entre otros.

Mezclados a la izquierda de la tribuna estaba el PRO con el trotskismo, mientras que más abajo estaba el entorno más próximo a Carrió (como su mano derecha en la campaña, Maximiliano Ferraro), mientras que en el centro estaba el kirchnerismo, y en el ala derecha los massistas de 1País, encabezados por Marco Lavagna y Mirta Tundis.

Lavagna, Tundis y la diputada Victoria Donda se sacaron una selfie y posaron para los fotógrafos, algo que fue copiado después por la "hinchada" de Evolución, sentada al lado.

Se vieron charlas amenas poco frecuentes en el ámbito político, como entre Rodríguez Larreta y el kirchnerista Carlos Heller, o las risas cómplices entre Carrió y Ramal, o la conversación entre Ramal, Roy Cortina (Evolución) y la segunda candidata a diputada Carmen Polledo (Vamos Juntos), que le deseó "la mejor de las suertes" para el debate al dirigente del PO.

Sobre el final, Rodríguez Larreta dijo a Télam que Carrió "estuvo bien, fue fiel a su estilo, espontánea y coherente, y así es ella y se muestra, y por eso la gente la elige".

De los cinco candidatos, por lejos Carrió fue la que más le costó ceñirse a las reglas del debate: interrumpió varias veces y debió ser llamada al silencio por los conductores, a quienes repondió: "Bueno, yo lo hago así para que no sea tan aburrido".

Sobre el final, Carrió no ahorró guiños a Tombolini, a quien desde Vamos Juntos ven como el candidato que más puede restarle votos a su ex aliado Lousteau, cuyo entorno se quejó al salir de que el debate de a más de tres "es difícil" para el intercambio y que Vamos Juntos lo impulsó "para perjudicar" al ex embajador en Washington.

El candidato massista dijo a Télam que cuando se despidieron, la cofundadora de Cambiemos le dijo que "había estado muy bien" y agregó: "Yo rescato su autoridad moral, pero no el rumbo del modelo económico adónde vamos".

Para las 19.30, todos se habían retirado con sus equipos y aguardaban hasta la noche, cuando en la pantalla se muestre un nuevo debate que tuvo muchas más asperezas que detrás de cámaras.

Fuente: Télam

Galer�a de fotos
Comentarios