Reflexión

Mario Vargas Llosa: "Fujimori me devolvió a la literatura"

El nobel de literatura peruano llegó hasta la Argentina para participar de la 42va. Feria del Libro en Buenos Aires, en donde presentó su última novela "Cinco esquinas".
sábado, 07 de mayo de 2016 07:06
sábado, 07 de mayo de 2016 07:06
A sala llena, en el espacio Jorge Luis Borges del predio porteño, Vargas Llosa señaló que "en absoluto" ese thriller sociopolítico y erótico "es un ajuste de cuentas", hacia el político que lo venció en segunda vuelta en los comicios peruano presidenciales de 1990, aunque aseveró que Alberto "Fujimori le hizo un gran daño al Perú".

"A los dos años de ganar dio golpe de Estado, el peor delito que un político puede hacer, que es aprovechar la democracia para destruirla con una dictadura corrupta y sanguinaria. Recordar eso a los peruanos no es malo cuando una hija del dictador tiene muchas posibilidades de llegar al poder por un proceso electoral limpio", dijo sobre el libro que es un bestseller mundial.

"Una de las cosas que descubrí siendo candidato es que no tenía ninguna vocación política", señaló con ironía el escritor de 80 años, quien visita el país en el marco de la gira la novela publicada por Random House, donde vuelve sobre una Lima oprimida por el yugo dictatorial.

Con ésta historia, "la primera idea tuvo que ver con un hecho que padecimos todos los peruanos durante los años de dictadura de Fujimori y (Vladimiro) Montesinos, con la utilización del periodismo amarillo y de escándalo para intimidar a los periodistas que cuestionaban el régimen".

El título, en tanto, tuvo que ver con "que varios de los periodistas (los personajes) viven en ese barrio", homónimo, que además "tiene una historia simbólica muy importante, porque fue centro de la vida colonial".

El cual, a pesar de decaer luego, "tuvo cierta resurrección a principios del siglo XX porque se convirtió en el barrio de la música criolla" y que ahora "entró en una terrible decadencia: violento y marginal por culpa de la droga", repasó.

Ante más de mil personas -fuera de la sala Borges y a pesar del frío la gente seguía la entrevista que dirigía Jorge Fernández Díaz a través de una pantalla gigante- y con su pareja, Isabel Preysler, sentada entre el público, frente a él, un cálido Vargas Llosa saludaba diciendo que "no tenia la impresión de que habían pasado cinco años", desde su última visita al país, en 2011.

La última vez que el escritor estuvo en Argentina fue como orador del evento librero y literario más grande de Sudamérica, momento en que recibió duras críticas y oposición de algunos intelectuales que formaban parte de la agrupación kirchnerista Carta Abierta.

El autor de "Pantaleón y las visitadoras", "La ciudad y los perros" y "Conversación en la catedral" había sido crítico al entonces gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, al que acusaba de populista; de hecho el año último apoyó públicamente la campaña presidencial de Mauricio Macri, al asegurar que era "el único que representaba una alternativa real, clara y contundente".

"Me alegra volver por la importancia de la feria, los amigos en Buenos Aires y las condiciones más sosegadas que las de esa ocasión anterior", señaló al respecto.

El premio Cervantes, Príncipe de Asturias y Rómulo Gallegos se refirió además a su escritura y aseveró que "siempre es muy misterioso cómo nacen las historias que escribo. Tengo la sensación de que no decido con la libertad con que decido escribir un articulo".

"En el caso de la novela se da un proceso más misterioso, surge de pronto una imagen que generalmente está en la memoria y poco a poco sin darme cuenta esas imágenes generan un fantaseo, como el embrión de una historia sobre la que empiezo a pensar pero sin tener idea de qué voy a escribir", consignó el hombre que desde que llegó al país, el miércoles último mantuvo una apretada agenda.

Sus intensas actividades incluyeron un encuentro con el presidente Macri, galas benéficas, entrevistas televisivas, conferencias y la presentación en la Feria del Libro.

Sus intensas actividades en el país que dejará el domingo próximo, incluyeron una extensa entrevista televisiva el mismo día de su llegada y la cena benéfica que anualmente realiza la Fundación Libertad, a la que asistió junto a Preysler, ante la presencia de Macri y la Primera Dama, Juliana Awada.

Mientras que ayer disertó en el porteño y exclusivo Alvear Palace Hotel, invitado por la Cámara Argentina de Comercio (CAC), sobre "Latinoamérica de cara al futuro"; y por la noche eludió a la prensa de camino al musical "Franciscus, una razón para vivir", que fue a ver junto a su pareja en el teatro Brodway de la emblemática avenida Corrientes, una obra que versa sobre la vida de San Francisco de Asís.

Fuente: Télam.

Comentarios