Buenos Aires

Tenía 73 años, se casó con una mujer de 46 y ella lo mató de 14 puñaladas

El crimen fue descubierto el domingo al mediodía. La víctima vivía en una casa de Almirante Brown 21, entre avenida Massey y Leandro N. Alem, en el centro de la ciudad bonaerense de Lincoln.
miércoles, 04 de mayo de 2016 09:34
miércoles, 04 de mayo de 2016 09:34

Florencio Bearzotti, tenía 73 años y era jubilado. Según los primeros resultados de la autopsia, el hombre fue asesinado de al menos 14 puñaladas. Por el crimen, horas después fue detenida la mujer que había salido a pedir auxilio en el momento del hallazgo del cadáver. Tiene 46 años y, según fuentes del caso, en diciembre se había casado en secreto con la víctima contra la opinión de su familia. También fue arrestado un joven que, en principio, sería su hijo.

 

El crimen fue descubierto el domingo al mediodía. La víctima vivía en una casa de Almirante Brown 21, entre avenida Massey y Leandro N. Alem, en el centro de la ciudad bonaerense de Lincoln (a 330 kilómetros de la Capital Federal). La propiedad está ubicada a 400 metros de la plaza principal y a 300 de la comisaría local.

Según contaron familiares de la víctima, el hombre era camionero y trabajó para la empresa Nestlé hasta que se jubiló. La casa donde vivía pertenece a una de sus sobrinas. "Mi tío era soltero y no tenía hijos. Pero hoy (ayer) a la mañana en el entierro me dijeron que se había casado en secreto con alguien más joven que él. Y que esa mujer es la detenida. Igual es todo muy extraño y estamos esperando que la Policía pueda aclarar lo que pasó”, le dijo a Clarín, sorprendida, una sobrina del jubilado que pidió reservar su identidad.

 

La mujer apresada, apodada "La "Rosarina”, quedó complicada por una infinidad de pruebas. Por empezar, tras el hallazgo del cuerpo descubrieron, al allanar la propiedad, que había escondido prendas suyas manchadas con sangre. El otro dato determinante fue que, según la autopsia, el jubilado había sido asesinado cinco horas antes de que ella saliera gritando de la casa. Si bien aseguró que estuvo afuera y lo encontró así, no le creyeron.

Según publicó el sitio "El Diario de Lincoln”, de movida los vecinos les comentaron a los investigadores que "La Rosarina” era muy amiga del jubilado y que solía visitarlo en su casa. "Es más, el sábado habrían estado compartiendo una cena”, dijeron. Otros testigos dijeron que se dedicaría a la prostitución.

 

Según los peritos, la casa del jubilado estaba revuelta. Aunque nadie sabe si faltaron muchos elementos de valor, un dato terminó de completar el cuadro: los investigadores hallaron un ticket bancario que indicaba que la víctima había retirado 7.000 pesos. El dinero no estaba en la propiedad.  El lunes, la Policía realizó un allanamiento en una casa ubicada en Montes de Oca y Pirovano. Al parecer tenía el dato de que "La Rosarina” había escondido allí objetos que le había robado a Bearzotti. El mismo lunes fue apresada "La Rosarina”. Luego cayó un joven que sería su hijo, quien vivía en Villa Gobernador Gálvez (Santa Fe) y que había ido a visitarla el domingo a Lincoln.

 

El cuerpo del jubilado fue velado hasta ayer a la mañana, cuando lo sepultaron en el cementerio de la ciudad. "Nosotros en el barrio lo conocíamos como ‘El Negro’ Florencio. Era un vecino ejemplar, buena persona, simpática. El no tenía problemas en darle una mano a quien se lo pidiera. Pero era muy reservado y nadie sabía que tenía una pareja”, contó a Clarín Roberto, uno de los asistentes al funeral.

 

"¿Por qué un ensañamiento de tal magnitud? Asesinar de 14 puñaladas a una persona que jamás molestó a nadie. Hoy estoy triste y me siento muy mal por toda la familia y pido a Dios que se termine toda esta maldad. Que en paz descanses, tío Florencio ‘Negro’ Bearzotti”, escribió en su cuenta de Facebook Franco Sebastián Gerez, sobrino de la víctima.

 

El caso empezó a ser investigado por la fiscalía N° 7 de Junín, a cargo de Angel Quidiello, quien no quiso dar precisiones sobre el ataque. "Se trata de un homicidio. Las únicas apreciaciones que se pueden hacer es que se está tratando todo con Policía Científica, la DDI y la Policía Local. No descartamos ninguna hipótesis. Vamos viendo el lugar y vamos chequeando todos los datos”, dijo el funcionario a los medios locales.

Fuente: www.clarin.com.ar

Comentarios