Solidaridad

Una policía mendocina amamantó a un bebé que llevaba horas sin su mamá

La adolescente dejó a su bebé tras discutir con su pareja y la criatura quedó con su abuelo que, ante el llanto desconsolado, llamó a la policía.
martes, 05 de abril de 2016 17:23
martes, 05 de abril de 2016 17:23
Un claro hecho de amor y generosidad protagonizó una policía en una comisaría de Tunuyán. Le dio de mamar y calmó a un bebé de cuatro meses que estaba bajo el cuidado de su abuelo y lloraba desconsoladamente de hambre.

La madre del niño tiene 15 años y anoche discutió con su padre en una casa del Valle de Uco. Se fue y dejó a su hijo al cuidado del abuelo del menor. Luego de un rato, el bebé empezó a llorar y el hombre, desesperado por no poder calmarlo, acudió a la Comisaría a pedir ayuda.

Por designios del destino estaba de guardia la la auxiliar Silvana Rojas, quien es mamá de un bebé de 8 meses. Inmediatamente la mujer se dio cuenta que el motivo de llanto era hambre, lo amamantó y lo calmó. "Después, con mis compañeros le compramos pañales y ropita” comentó la mujer al diario El Cuco digital, según Los Andes.

Luego de calmar a la criatura, la joven madre fue localizada e intervino en el caso la OAL (Órgano Administrativo Local). Las identidades se reservan por tratarse de menores.
 

Comentarios