Delincuencia

En Argentina 120 casos por mes se denuncian por robo de imágenes hot

Así lo aseguró un informe de la organización no gubernamental 'Defendamos la República Argentina' que indicó que los casos se repiten a diario en todo el país.
sábado, 12 de marzo de 2016 00:00
sábado, 12 de marzo de 2016 00:00

En Argentina se denuncian alrededor de 120 casos al mes de robo de imágenes hot. Así lo aseguró un informe de la organización no gubernamental "Defendamos la República Argentina" que indicó que los casos se repiten a diario en todo el país, con especial énfasis en la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano bonaerense y las ciudades de Rosario, Córdoba, Mendoza, Formosa y Posadas.

De acuerdo a lo que reprodujo Diario Popular, cada día se producen entre cuatro y cinco casos de robo y/o publicación de imágenes y videos íntimos con características comprometedoras. El problema es que luego se difunden en redes sociales y páginas de internet. 

La información saltó a la vista después de que una serie de fotos eróticas de la modelo Ivana Nadal disparara la preocupación social. 

"Esto totaliza unos 120 casos al mes. En general van a parar a la red social Facebook que en la República Argentina, tiene más de 25 millones de cuentas, una cifra record en relación a la cantidad total de habitantes. Algunas imágenes y videos llegan por parte de aquellos que resultaron destinatarios de buena fe. En general ex novios/novias despechados/as pero la cifra más importante corresponde a aquellos que robaron un teléfono o una tablet que contenían esas imágenes y videos", dijo el abogado Javier Miglino, titular de la organización.
 
"Cada día se produce un inmenso intercambio de información entre los titulares de cuentas de Facebook pero no hay que olvidar que con solo enviar una imagen o video por la red WhatsApp puede tener millones de visitas y viralizarse en pocos minutos, mucho antes incluso, de que el afectado o la afectada puedan enterarse", agregó Miglino quien subrayó que los ladrones usan los horarios picos entre las 8 y las 9.30 horas y por la tarde entre las 18.00 y las 19.30 para robar los celulares. Luego los llevan a un lugar para reducirlo lo antes posible en un proceso que "no lleva a veces más de 30 minutos". 
 
En general por el apuro no se revisa el contenido del teléfono o la tablet pero cuando hay curiosidad por un posible contenido erótico el tiempo urge. Y es que según han confesado los delincuentes detenidos en la justicia, a veces el propio ladrón avisa al decodificador (el delincuente encargado de revisar y blanquear el aparato', que la víctima era por ejemplo una chica conocida o simplemente una bella señorita. El delincuente con conocimientos informáticos antes de borrar todos los datos procederá a revisar los contenidos, aún los que se conservan con contraseña y tal vez encuentre un nuevo botín para comercializar imágenes y videos eróticos de la víctima', finalizó Miglino.


Comentarios