Peligro ambiental

Se rompió un caño y 1.500 litros de petróleo se derramaron en Mendoza

El hecho ocurrió ayer por la tarde. Según denunció la empresa, y ratificó la Dirección de Protección Ambiental (DPA), se derramaron 1,5 metros cúbicos.
martes, 04 de octubre de 2016 21:58
martes, 04 de octubre de 2016 21:58
Dos semanas después del incidente en El Portón (Malargüe), donde se derramó agua con hidrocarburo a apenas 500 metros del Río Colorado, se produjo otro derrame en un área petrolera operada por YPF. En este caso, se rompió un ducto subterráneo de crudo en La Ventana (Rivadavia) producto de la corrosión del mismo.

El hecho ocurrió ayer por la tarde. Según denunció la empresa, y ratificó la Dirección de Protección Ambiental (DPA), se derramaron 1,5 metros cúbicos (1.500 litros) de crudo con agua sobre un camino interno del yacimiento Punta de  las Bardas del área La Ventana, donde YPF tiene 670 pozos petroleros, de los cuales el 35% está activo.

"Los inspectores se trasladaron a la zona y comprobaron el incidente. El derrame cubrió una superficie de 85 metros cuadrados sobre un camino. No afecto cultivos ni fauna. Le pedimos el retiro de las tierras afectadas a la empresa. La situación está controlada", dijo la titular de la Dirección de Protección Ambiental, Miriam Skalany.

En diálogo con MDZ, remarcó que este tipo de incidentes "es habitual" en la industria. "Por año tenemos reportados unos 400 incidentes en la cuenca cuyana (norte)", dijo. Además, según remarcó, del líquido derramado, un 95% era agua y sólo el resto era petróleo. "Son yacimientos viejos, con 60 años de antigüedad en algunos casos", completó.

Desde este área de Gobierno, que depende de la Secretaría de Ambiente, informaron que no corresponde una multa para la petrolera. "No hay sanción económica. Esto depende de la gravedad del incidente y de que no cumpla con la normativa ambiental. En este caso, YPF cumplió porque informó y actuó inmediatamente succionando el crudo que se derramó", explicó Skalany. 

"En La Ventana trabajamos haciendo una auditoría recorriendo los ductos más viejos y con potencial de riesgo, especialmente cerca de cauces, ya sean secos o no. La empresa se comprometió a cambiar 39 kilómetros de cañería", añadió la funcionaria.

En La Ventana hay 677 pozos; 35% en producción, 43% inactivos, 9% pozos inyectores y 13% abandonados.

Ahora, después de dragar el líquido vertido, YPF deberá realizar una caracterización del suelo -analizar el grado de penetración que tuvo el derrame- para definir hasta dónde escavar y, posteriormente, retirar la tierra y llevarla a una planta de tratamiento.

Por otra parte, mañana irán inspectores de la DPA a El Portón para verificar si la petrolera cumplió con el retiro de la tierra contaminada hace dos semanas.

Accidentes cotidianos en yacimientos viejos
Tanto La Ventana, como Viscacheras, entre otras áreas, tienen una antigüedad mayor a 50 años. Desde entonces, mantienen ductos de acero que, producto del paso del tiempo, sufren los efectos de la corrosión. En ese sentido, si bien no debieran ser comunes, estos incidentes están naturalizados y de la rapidez de un operador para detectar un derrame o cerrar el pozo, depende el grado de contaminación.

Para contrarrestar la probabilidad de incidentes, las petroleras han iniciado en los yacimientos de este tipo una renovación de ductos, dejando de lado el acero y reemplazando esas cañerías por otras de ERFV (recina epoxi reforzada con fibra de vidrio). Esto ocurre, por ejemplo, en el área El Corcobo, una de las más importantes de la cuenca que comparten Neuquén y Mendoza. 

 

Fuente: MDZ

Comentarios