Salud

Dengue: las lluvias en el Litoral complican la situación donde se detectó algún brote

El ministro de Salud de la Nación indicó que si bien el dengue ya era un problema antes, ahora se refuerza por las lluvias; pero es el mismo brote de dengue que ya teníamos y que está siendo controlado.
jueves, 07 de enero de 2016 00:11
jueves, 07 de enero de 2016 00:11

Jorge Lemus, ministro de Salud de la Nación, reconoció que las intensas lluvias en el litoral y noreste argentino "complican la situación del dengue” en provincias "donde ya teníamos un brote”, el cual si bien "está siendo controlado”, requiere ahora de un "reforzamiento de las campañas informativas de prevención”.

"Si bien el dengue ya era un problema antes, ahora se refuerza por las lluvias; pero es el mismo brote de dengue que ya teníamos y que está siendo controlado", afirmó Lemus tras mantener una reunión con los ministros de salud de cinco de las seis provincias que integran el Consejo Regional de Salud del Noreste (Coresa).

Según explicó, las lluvias multiplican los espacios de agua limpia donde se reproducen los mosquitos y lavan los suelos de los químicos de fumigación. "Por otro lado, la situación periférica de los vecinos Paraguay y Brasil no son las mejores, por eso tenemos que cuidarnos todavía más”, dijo rodeado de sus pares de las provincias de Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa y Misiones, y de la directora de prestaciones de Salud de Formosa, con quienes analizó los problemas sanitarios que sobrevienen con el descenso de las aguas.

Lemus advirtió que si bien no puede hablarse de brotes de chikingunya y zika, es previsible que aparezcan casos de estas enfermedades ya que se transmiten también a través de la picadura del mosquito Aedes Aegipti. "En los tres casos enfrentamos un solo enemigo que es el vector y todo se reduce a evitar la reproducción del mosquito”, sostuvo.

 Según informaron los ministros provinciales que participaron del encuentro, como producto de las inundaciones permanecen evacuadas o autoevacuadas casi 40.000 personas: 12.000 en Chaco, 1.400 en Santa Fe, 4.900 en Formosa, 1.000 en Corrientes y 20.000 en Entre Ríos.

 Otras enfermedades "ligadas a la etapa de post-inundación” que podrían aparecer, según explicó el ministro, son la leshmaniasis y leptospirosis. También son esperables lesiones producidas por la picadura de ofidios y arácnidos, como las arañas y el escorpión.

 "Todos los ministros de esta región han presentado qué acciones han tomado, por lo que vimos muy importantes, adecuadas y con efectividad hasta el presente, y también hemos visto en qué podemos seguir colaborando en este problema”, dijo Lemus. Desde la cartera sanitaria nacional además "tenemos esquemas de prevención epidemiológica para adelantarnos a este tipo de problemas”, que ya se han puesto en marcha, afirmó.

Fuente: Telam

Comentarios